HomeEntrevistasPRATS cumple 100 años. Entrevista con Francisco Prats, Consejero Delegado del Grupo Prats, y Filipe Pires, Director General

PRATS cumple 100 años. Entrevista con Francisco Prats, Consejero Delegado del Grupo Prats, y Filipe Pires, Director General

PRATS celebra este año su centenario; un siglo desde sus raíces familiares en 1924 hasta hoy, en 2024, convertida en una multinacional independiente con presencia en 22 países. En este año emblemático, PRATS encarna una historia de éxito empresarial fundamentada en la visión de su fundador, Alberto Prats. Con una combinación única de perfeccionamiento, resistencia, adaptabilidad, transformación y simbiosis, representadas por las siglas P.R.A.T.S., la empresa se prepara para continuar su legado de innovación y liderazgo en I+D, robótica y servicio al cliente.

En esta entrevista exclusiva, Francisco Prats, Consejero Delegado del Grupo Prats y nieto del fundador, junto con el recién nombrado Director General, Filipe Pires, comparten los secretos de esta historia legendaria y su visión para el futuro del grupo.

– LV. Industrias de Óptica Prats celebra este año su centenario. ¿Cuál fue la idea que dio origen a la empresa y con qué propósito surgió su creación?

– Francisco Prats. En 1924, mi abuelo, Alberto Prats, un visionario, decidió junto con sus primos establecer un taller de fabricación de lentes en Mas de las Matas, Teruel. Originalmente dedicado al cultivo de melocotones, tras una cosecha excepcionalmente buena, decidió diversificar e invertir en un nuevo sector con gran potencial de desarrollo. Este enfoque innovador y la búsqueda constante de oportunidades han sido parte fundamental de nuestra filosofía durante los últimos 100 años. Buscamos constantemente nuevas formas de hacer las cosas. Los principios originales de PRATS, como la innovación y la adaptabilidad, han sido y seguirán siendo la base de nuestro éxito.

– LV. ¿Qué valores sustentan a PRATS desde hace cien años, que cosas han cambiado y cuáles nunca han cambiado ni deben cambiar en la empresa?

– Filipe Pires. Lo que realmente me ha cautivado en esta empresa, y es la razón por la que he estado aquí durante tantos años y planeo permanecer por muchos más, es la firmeza y seriedad que caracteriza a PRATS en todos los aspectos. Desde la gestión de personas hasta el cuidado del medio ambiente, la fiscalidad, la calidad del producto…mantenemos un enfoque serio y comprometido en cada área. Ser una empresa que cumple en todos los ámbitos es esencial para nuestro éxito, especialmente en un contexto donde la longevidad de una empresa en España, con una media de 11 años, es un logro notable. También destacaría nuestro objetivo de evolucionar de manera sostenible y responsable. Esto significa que nuestras decisiones se toman pensando en mantener siempre nuestra independencia y nuestros valores intactos. A veces podríamos optar por caminos más rápidos o lucrativos, pero optamos por mantener nuestra independencia y nuestros principios en la gestión de la empresa.

– LV. Cumplidos 100 años, ¿qué dimensión alcanza en la actualidad el Grupo Prats en cuanto a producción, calidades y porfolio?

– Francisco Prats. PRATS es en estos momentos una empresa independiente al 100%, flexible y adaptable a las demandas del cliente. Según nuestros proveedores industriales, somos una de las empresas más avanzadas e innovadoras tanto en sistemas de robotización, procesos y calidad, como en precisión financiera. Escuchar esto de parte de proveedores que conocen la industria mundial, nos demuestra que es posible seguir creciendo y mejorando, incluso después de 100 años.
En cuanto a porfolio, la gran diferencia con respecto a nuestra competencia de volumen parecido al nuestro, es muy evidente. Somos los únicos capaces de diseñar y calcularlas geometrías Freeform o cualquier lente que esté en posición de uso.
Este nivel solo se ha podido alcanzar gracias a nuestra política de inversión constante, año tras año, con la finalidad de mejorar la calidad de nuestro producto terminado. Es una obsesión que tenemos, que implica muchos esfuerzo y seriedad para conseguirlo.
Volviendo a mi abuelo en sus inicios con los melocotones, él ya separaba el producto en tres cajas con tres cintas de color distinto, la verde, la azul y la roja, y cada una de ellas indicaba la calidad que tenía. Por lo tanto, esa obsesión por la calidad nos guía desde hace más de 100 años

– LV. Por supuesto, para llegar a lograr el éxito, también habrá tenido que sortear obstáculos. ¿Cuáles han sido los que destacaría en estos años?

– Francisco Prats. En mi experiencia personal, porque antes imaginen lo que representó superar una guerra civil y el contexto de la guerra mundial, destacaría dos momentos: uno fue el cierre forzoso de la delegación de Valencia durante la crisis financiera de 2008 y otro la pandemia del coronavirus.
Yo diría que fuimos la única empresa en España que mantuvo abiertos sus laboratorios durante aquel periodo. En dos días tuvimos programado todo el sistema informático para que cualquier país del mundo fuera capaz de pedirnos lentes y nosotros de servirlas. Centralizamos todo en una unidad de producción que a su vez podía ser variable dependiendo del momento. En fin, que fue de nota. Y todo se consiguió porque el sistema informático, todo el desarrollo informático, es nuestro.
En la crisis del coronavirus tengo que agradecer todo el equipo del staff de PRATS ya que estuvo al máximo nivel y sobre todo a los trabajadores que tuvieron que venir a las instalaciones. Hay que reconocer que en una instalación a lo mejor de 6000 metros cuadrados había las personas que marcaba la ley, para evitar contagios, pero realmente seguía siendo todo un desafío en aquel momento.

– LV. ¿PRATS ha conseguido alcanzar notable reconocimiento también en mercados internacionales? Fuera de España, ¿en qué países tienen una mejor aceptación sus productos?
– Filipe Pires. Pues por empezar con nuestro vecino más cercano, Portugal, en el fondo un mercado muy diferente del español. Llevamos más de 30 años instalados y somos reconocidos como una alternativa de confianza y puntera en todo lo que es servicios y productos oftálmicos. Pero también estamos teniendo una aceptación fantástica en América Latina y América del Sur, en países muy distintos en los que proponemos nuestras soluciones. También podría hablar de África o Europa del Este. La clave para crecer es efectivamente no renunciar a nuestros principios. Tenemos un total control de la producción y los procesos que garantizan nuestros estándares de calidad en todos los países donde tenemos presencia. Si no podemos alcanzar esos niveles, preferimos renunciar.

– LV. ¿De qué forma actúa la empresa en temas medioambientales?

– Filipe Pires. Nuestra filosofía viene de nuestro fundador y es efectivamente intentar ser cada vez más sostenibles en todas nuestras fábricas. Nos preocupamos mucho de este tema y hacemos inversiones que no son directamente rentables. Una vez más nuestro foco no son solamente los números sino, en este caso, llegar al mejor nivel de recuperación de energía, a producir cada vez de manera más verde. Nuestra fábrica de Portugal, por ejemplo, está totalmente equipada con paneles solares en toda el área de tejado, que son más de 1600 metros cuadrados. Otro referente: a nivel general hemos optado por soluciones de recuperación de la energía y de temperatura. Tenemos un circuito interno en nuestras fábricas, donde se genera agua caliente a partir de agua fría, o sea, el calor que desprenden las máquinas para crear el agua fría necesaria en nuestros procesos, es recuperado y nos permite tener agua caliente de forma sostenible.

– LV. Para ir terminando llega el momento de los agradecimientos ¿a quién y por qué le gustaría dar las gracias?

– Francisco Prats. Bueno, evidentemente a mi abuelo, que tuvo la genial idea de montar este negocio que a simple vista en su momento parecía algo descabellado, pero ha sido todo un éxito que solo un gran empresario y visionario podría haber impulsado. Y después, evidentemente, a todo nuestros empleados y nuestros clientes que confían en PRATS , ellos son el motor que nos impulsa a mejorar. Gracias a nuestra exigencia y a su desarrollo clínico, hemos alcanzado los 100 años dando siempre lo mejor que podíamos ofrecerles. Y por último, evidentemente al personal de PRATS, a los estuvieron y a los que están, sin un gran equipo esta historia no se habría escrito.

– LV. Por último, ¿qué proyectos tiene la empresa para el futuro y qué mensaje le gustaría dar a clientes, principalmente los ópticos-optometristas y consumidores finales?

– Francisco Prats. En cuanto al futuro, nuestra empresa está firmemente enfocada en anticipar y adaptarse a los cambios que se avecinan. Nuestro compromiso con la innovación y la adaptabilidad nos permite mantenernos a la vanguardia en la industria. Seguiremos trabajando para diseñar nuevas soluciones y servicios que satisfagan las necesidades emergentes del mercado.
Para nuestros clientes, especialmente los ópticos-optometristas les animo a mantener su profesionalidad y celebrar los momentos positivos mientras se adaptan a las nuevas realidades del sector. Desde la refracción telemática hasta la venta online, pasando por las últimas tecnologías en el ámbito retail y sanitario, todas estas innovaciones representan oportunidades emocionantes para el crecimiento. Debemos aprovecharlas al máximo y estar preparados para lo que el futuro nos depara en los próximos 100 años.