Essilor AVA rascacielos
HomeSalud VisualLos ojos pueden quemarse con el sol, también en invierno

Los ojos pueden quemarse con el sol, también en invierno

Cuando bajan las temperaturas tendemos a tomar todas las precauciones para resguardar nuestro cuerpo del frío por lo que nuestra piel queda protegida de los rayos UV. Pero solemos olvidarnos de nuestros ojos y éstos necesitan la misma protección que en otras estaciones del año. Porque aunque la temperatura ambiente varíe y no tengamos sensación de calor, durante los meses de invierno seguimos expuestos a la radiación ultravioleta.

Después de la piel, el ojo es el órgano del cuerpo que sufre más daños a consecuencia de los efectos de los rayos UV. Más aún, si practicamos deportes o actividades al aire libre y, en mayor medida, si estos deportes son en alta montaña o en zonas con nieve, que actúa de espejo reflectante.

Una protección inexistente o una mala protección puede derivar en enrojecimiento del ojo o lagrimeo, causando problemas mayores si no se toman las medidas necesarias.

En este sentido, Alicia Escuer, directora técnica y de formación de Óptica & Audiología Universitaria, nos ofrece unos consejos fundamentales a la hora de seleccionar qué tipo de gafas de sol necesitamos.

¿Cómo protegerse?

Para prevenir posibles quemaduras, hay que tomar conciencia del uso de gafas de sol durante el invierno. Debemos optar siempre por lentes de sol que cuenten con protección UV, verificando la calificación UV en la etiqueta.

En cuanto al color de los cristales, varía según la actividad a realizar. Para el día a día se puede optar por usar lentes degradadas o lentes más claras en marrones, azules… ya que la luz que llega es menor que en verano. Pero, si se van a usar para practicar deportes de invierno, es necesario optar por lentes con filtros más oscuros, para que la alta luminosidad no moleste.

A la hora de escoger unas gafas de sol, la forma de la lente también es muy importante. Para todo tipo de actividades al aire libre y, en especial, en zonas con nieve, es necesario optar por modelos envolventes, que protejan los ojos y eviten los reflejos laterales. De esta manera, las gafas pantalla son la opción que proporciona mayor cobertura, entre las que se encuentran las máscaras para esquí, completamente cerradas por los laterales para impedir que se cuele la luz o el viento.

Las gafas de sol tipo sport también presentan diseños envolventes, muy adecuados para los meses de invierno, y suelen incorporar monturas de materiales ligeros, convenientes durante el frío, ya que las monturas metálicas tienden a enfriarse según la temperatura ambiente.

Compartir con:
Essilor AVA rascacielos