HomeGruposFundación Multiópticas recomienda una revisión ocular periódica para evitar el glaucoma

Fundación Multiópticas recomienda una revisión ocular periódica para evitar el glaucoma

Desde el año 2008, y a instancias de la Asociación Mundial del Glaucoma (WGA, por sus siglas en inglés) y la Asociación Mundial de Pacientes de Glaucoma (WGPA), el 12 de marzo se conmemora el día Mundial del Glaucoma. El objetivo de esta celebración es crear conciencia sobre el cuidado de la vista, en especial de esta grave enfermedad, que en España padecen cerca del 3% de la población y es a nivel mundial la segunda causa de ceguera. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta el 80% de los casos de ceguera en el mundo podrían evitarse: existe tratamiento para el 60% de las causas y el 20% puede prevenirse. Aunque las causas de la ceguera varían considerablemente entre unos países y otros, el glaucoma es más frecuente en aquellos desarrollados.

Como muestra de su compromiso con la concienciación de esta enfermedad visual, Fundación Multiópticas ha querido sumarse a este día mundial invitando a la sociedad que se revise, al menos una vez al año, la vista. “Nuestra acción está alineado principalmente con la ayuda a personas en riesgo de exclusión, pero la salud visual es cosa de todos, por eso animamos a que la sociedad tome consciencia de que tenemos dos ojos para toda una vida. Nuestra experiencia nos ha demostrado que solo vamos al óptico o al oftalmólogo cuando detectamos una anomalía; debemos cambiar el chip y tomarnos el cuidado de la visión como un hábito, mínimo, anual”, ha expresado Salomé Suárez, directora de Relaciones Corporativas de Multiópticas y responsable de la Fundación.

La responsabilidad de la Fundación y de Multiópticas con la salud visual también posee una vertiente en el campo de la investigación científica: desde 2019 colaboran con el Laboratorio de oftalmología experimental de la Universidad de Navarra, al frente del cual está el doctor García Layana. “El Glaucoma, como otras importantes enfermedades como la Degeneración Macular asociada a la Edad (DMAE) o la alta miopía son las principales causas de ceguera a nivel mundial. Es importante que se respalde la investigación científica para que consigamos prevenir y contrarrestar enfermedades como estas, en las que la prevención y el diagnóstico precoz son fundamentales. En esta línea trabajamos y agradecemos la labor de concienciación y el apoyo que Multiópticas y su Fundación nos brindan desde hace ya dos años”, ha explicado Alfredo García Layana, doctor oftalmólogo, director del Departamento de Oftalmología de la Universidad de Navarra y responsable del Laboratorio de Oftalmología Experimental de la institución. Este centro cuenta con un equipo de profesionales multidisciplinar con una trayectoria conjunta de investigación de casi 20 años en patologías de la retina, principalmente en la DMAE.

GLAUCOMA: síntomas y causas

Como explican desde el Laboratorio de Oftalmología Experimental, el glaucoma produce una pérdida del campo visual periférico que influye en el campo de la visión central en las fases finales. Al ser una enfermedad crónica, no hay grandes señales de su aparición o progreso, pudiendo pasar desapercibido hasta que el daño está muy avanzado. A partir de los 40 años suele ser recomendable medirse, en revisiones periódicas, la presión ocular.
Los principales síntomas de la enfermedad son:

  • Pérdida de campo visual
  • Pérdida de visión central en las fases terminales
  • Normalmente no hay dolor ni enrojecimiento ocular

Solo en ciertos tipos especiales de glaucoma puede aparecer también

  • Halos de luz o colores alrededor de las luces brillantes Dolor de cabeza o dolor ocular
  • Náuseas o vómitos

En cuanto a las causas, el glaucoma suele ser una enfermedad con alto componente hereditario. Existen factores de riesgo, como pueden ser los antecedentes familiares con esta enfermedad, la miopía alta o el uso de medicamentos como corticoides. El factor de riesgo más importante es tener la tensión intraocular alta, pero hay que recordar que hay casos de glaucoma en los que la tensión ocular es normal y personas que tienen la tensión ocular alta y nunca desarrollan la enfermedad.