HomeEntrevistasFrancisco García, CEO de Made Optic: “Ofrecemos al óptico diferenciación y una propuesta de negocio realmente interesante con Caroline B.K.”

Francisco García, CEO de Made Optic: “Ofrecemos al óptico diferenciación y una propuesta de negocio realmente interesante con Caroline B.K.”

Made Optic, empresa creada hace algo menos de dos años e integrada por un grupo de profesionales con una experiencia de décadas en el sector óptico, camina con paso firme en la fabricación, distribución y venta de monturas ópticas y gafas de sol entre las que destaca la marca Caroline B.K. Para hablarnos de la compañía y de la conocida firma de gafas que representa entrevistamos al CEO de Made Optic, Francisco García.

Pregunta.- Hablemos sobre la compañía ¿por qué Made Optic?
Respuesta.- Made Optic en inglés significa ”hecho óptica” aunque realmente el nombre sale de combinar las palabras “Mayorista de Óptica”. Barajamos otras opciones más largas pero finalmente optamos por simplificar, elegimos la versión más corta. Anécdotas del proceso de creación.

P.- ¿Qué puede decirnos de su proyección?
R.- Made Optic es una empresa muy joven, menos de 2 años, pero los profesionales que la integramos llevamos muchos años en el sector y lo conocemos muy bien. En mi caso llevo en el sector óptico internacional unos 40 años y en el español casi 25. Nuestra compañía se dedica a la fabricación, distribución y venta de monturas ópticas de calidad, tanto en vista como en sol, actualmente distribuimos la marca Caroline B.K. para España y pronto para el resto de Europa.

P.- ¿Caroline B.K.? Realmente es un nombre que me suena pero…
R.- No me extraña que le suene ya que esta marca estuvo presente durante años en el mercado español. Caroline B.K. es una marca que nació en los años 90 en Italia. Desde entonces y hasta principios del siglo XXI estuvo presente en el mercado español obteniendo una gran aceptación, tanto a nivel profesional como a nivel usuario, todo de la mano de una de las empresas más importantes del sector, como lo era y sigue siendo Essilor España. Se puede deducir que si una empresa del calibre de Essilor distribuía esta marca, estamos hablando de un producto de alta calidad. Por supuesto, sin ninguna duda.

P.- Siendo Made Optic una compañía joven ¿por qué han comenzado su andadura con una marca nacida en los 90 como lo es Caroline B.K.?
R.- Cuando Essilor decidió no continuar con la comercialización de todas las líneas de monturas que distribuía en aquella época, la marca Caroline B.K. se quedó sin representante en España y a pesar de que en el resto del mundo se seguía comercializando con total normalidad, aquí en nuestro mercado, su presencia se fue
extinguiendo poco a poco.

P.- Entonces ¿es como empezar de cero?
R.- Bueno, hay mucha gente mayor de 40 o 50 años que todavía recuerda la marca, así que sí, es casi como empezar de cero. Por este motivo hemos desarrollado una estrategia para que Caroline B.K. se desmarque del resto del mercado y poder ofrecer al óptico algo diferente con una propuesta de negocio realmente interesante.

P.- Habla de desmarcarse del mercado. A estas alturas y con tanta competencia ¿es posible?
R.- Todos somos conocedores del gran descontento en el sector con las políticas de ventas que desarrollan muchas marcas conocidas. Hoy en día, un óptico tiene que competir con los demás establecimientos de su sector y además con sus propios proveedores. Creemos que la elegancia no sólo está en los diseños de las monturas, sino también en saber tratar a tus clientes de manera intachable. Huimos de la ley de la selva que es internet. Por eso, sí, creemos que es posible desmarcar a Caroline B.K. del mercado. De hecho los usuarios no pueden comprar monturas directamente en nuestra web.

“Con nuestra marca estrella Caroline B.K. ofrecemos al óptico diferenciación y una propuesta de negocio realmente interesante”

P.- Entonces, si algún usuario quiere comprar una de sus gafas a través de internet ¿cómo lo hace?
R.- Muy fácil, en carolinebk.es simplemente tiene que rellenar un formulario indicándonos el modelo de montura, color y su centro óptico de confianza. Es
allí donde nosotros le haremos llegar su montura. Esto le brinda tranquilidad al usuario porque si al final no la quiere, ya sea porque le queda pequeña,
grande o no es de su agrado, puede devolverla sin ningún cargo para el usuario ni para el óptico, ni por el producto ni por los portes. Si por el contrario el modelo es de su agrado, adquirirá un producto de calidad supervisado por un profesional y el óptico hace una venta, todos ganamos.

P.- ¿Qué tienen de especial las monturas de Caroline B.K.?
R.- Partimos de la siguiente premisa: “Los pequeños detalles hacen las grandes diferencias”. Por eso en nuestros modelos que llevan plaquetas nasales éstas son de cerámica. Son un poco más caras que las de silicona, igual de hipoalergénicas pero muy superiores estéticamente hablando, retienen menos la suciedad y son más fáciles de limpiar. No cambian de color y le sirve al óptico como argumento de venta ya que la mayoría de personas que rechazan las gafas de plaquetas de silicona es porque la mugre se le adhiere rápidamente y al lavarlas con frecuencia estas cambian de color, amarillean y dan a la gafa un aspecto avejentado, cosa que no pasa con nuestras plaquetas. Además, casi todas nuestras monturas con varillas flex disponen de un tornillo que permite acceder a la charnela para repararla.

La elegancia de Caroline B.K. reside en los diseños de las monturas, en la diferenciación que representa la marca y en tratar al cliente de manera intachable.

P.- Entonces el óptico repara la pieza y ustedes se ahorran el repuesto de la varilla ¿esa es la idea?
R.- Nada más lejos de la realidad. Se trata de una estrategia post venta de 5 estrellas. El detalle de la charnela es sólo para que el óptico pueda ofrecer una solución de urgencia. Así, si el usuario no puede esperar a que llegue el repuesto a la óptica el profesional puede reparar la montura in situ. Para ello nosotros le
enviamos en cada pedido algunas charnelas sueltas con los diferentes calibres que usan nuestros modelos. Si el óptico pide un repuesto nosotros lo enviamos sin ningún cargo aunque la pieza se pueda reparar. Desde que el óptico adquiere nuestro producto y mientras dure la vida útil de cualquiera de nuestros
modelos, tiene cubierto los repuestos, garantías, servicios y todavía vamos más allá. Si alguno de nuestros modelos se va quedando en los cajones y si el óptico lo desea, lo cambiamos por otro modelo de su elección.

P.- ¿Qué mensaje quiere dar a las ópticas sobre la marca Caroline B.K.?
R.- Estamos trabajando muy duro para convertirnos a corto plazo en un proveedor de referencia para las ópticas, por la calidad de nuestros productos, el servicio post venta 5 estrellas y, sobre todo, porque el sello Made Optic es garantía de calidad en todos los aspectos.

Compartir con: