HomeEntrevistasArnold Schmied, CEO de Silhouette
Arnold Schmied_Silhouette

Arnold Schmied, CEO de Silhouette

El lanzamiento de las Titan Minimal Art hace 20 años fue un hito importante para Silhouette International. Con este modelo, comenzó una nueva era en la que la ligereza se convertiría en la característica central de todas las monturas de Silhouette. Al mismo tiempo, las TMA reafirman el liderazgo actual de la marca en el mercado mundial en el segmento premium de gafas al aire. Arnold Schmied, uno de los hijos del fundador y miembro de la junta directiva, nos habla en esta entrevista sobre la historia de éxito de esta creación icónica desde un punto de vista muy personal.

¿Qué significa el 20 aniversario de las TMA para su empresa familiar?

Los aniversarios son un buen motivo para hacer un alto en el camino, echar una mirada atrás —quizá incluso melancólica— y alegrarnos de todo lo que hemos logrado juntos. El conocimiento y valoración del pasado siempre es bueno para los integrantes de una empresa familiar. Sin embargo, Silhouette no es una «empresa retro», aunque lo «retro» esté cada vez más visto en el mercado de gafas. Desde su fundación, Silhouette se ha comprometido a trabajar para el futuro. Por eso veo en los aniversarios una invitación a hacer que lo que nos ha distinguido en el pasado sea aún más interesante y atractivo mañana para nuestros clientes.

“Las Titan Minimal Art celebran el 20º aniversario de una historia de éxito. Con este icono hemos iniciado una nueva era en las gafas”.

¿Cómo surgió la creación de las ya famosas Titan Minimal Art?

Durante una época impetuosa de la empresa en los años 90, uno de nuestros jóvenes diseñadores, Gerhard Fuchs, diseñó una colección muy futurista llamada «Minimal Art». Los modelos eran muy similares a las Titan Minimal Art de hoy, pero no estaban hechas de titanio, sino de acero. Se registraron numerosas patentes; nuestros clientes de óptica más a la moda estaban entusiasmados. Fue una pequeña sensación. No obstante, debido a la flexibilidad limitada del acero y a muchas roturas, tuvimos que sacar esta primera versión del mercado. Pocos años más tarde, nuestros técnicos se encontraron con una aleación de titanio beta completamente nueva y altamente flexible. Así es como, desde el punto de vista tecnológico al menos, quedó allanado el camino para el actual triunfo de las gafas «Titan Minimal Art».

¿Fue un acontecimiento decisivo en la historia de Silhouette?

¡Sin lugar a dudas! Ninguno de nosotros habría creído posible el éxito cosechado gracias a las diversas innovaciones tecnológicas que desarrollamos, precisamente con un tipo de gafas que habían sido hasta entonces impopulares en la óptica. Lente y montura sin tornillos –sin ningún tipo de oscilación molesta–, esto no se había visto nunca antes en la historia de las gafas. Igualmente, por primera vez: varillas que no precisan en absoluto de mantenimiento, sin bisagras ni tornillos. Y luego está esta increíble ligereza, hasta entonces nunca vista. Hemos iniciado una nueva era en gafas que ha cambiado radicalmente nuestro negocio y nuestra comprensión de las gafas.

¿Qué recuerda personalmente del lanzamiento de las Titan Minimal Art en 1999?
Nuestro padre estaba en contra de ello en los inicios. Es comprensible, teniendo en cuenta lo difícil que fue para nuestros ópticos especializados aceptar el diseño, que parecía como unas gafas inacabadas cuando las veías por primera vez: totalmente flexibles, muy ligeras y sin tornillos. Por ello aceptamos hacer una pequeña prueba y nuestros clientes empezaron a comprarlas y muy pronto, afortunadamente, se convirtió en algo imparable, hasta la actualidad.
Ningún otro modelo de los que hemos fabricado se ha acercado ligeramente al éxito que lograron las TMA. Recibimos emails y cartas de todo el mundo dándonos las gracias. Algunos maquilladores nos hicieron ver que habíamos creado un nuevo tipo de eyewear con una estética diferente: abierta, fresca y radiante, que acentúa las líneas favorecedoras del usuario en lugar de dominarlas.

¿Qué consecuencias tuvo la invención de las TMA para la empresa?

Debido a su enorme y prolongado éxito, por primera vez en la historia de la empresa pudimos empezar a aumentar, paso a paso, la eficiencia de la fabricación de este sofisticado modelo. Esto solo fue posible gracias a la constante demanda. No hay apenas ningún otro par de gafas en nuestra industria óptica que se haya vendido con tanto éxito durante tanto tiempo. En términos de ventas y marketing, nos enfrentábamos al desafío de aprender qué hacer para convertir un producto con requisitos icónicos en un verdadero icono. ¡Fue muy emocionante!

¿Cómo se ha desarrollado el icono en los últimos 20 años?

Su diseño minimalista no admite cambios drásticos. Lo más comentado ha sido el «amor por el detalle» que cultiva Silhouette desde el principio. Nuestros técnicos trabajan constantemente para mejorar aún más la excelente calidad técnica de la casa, y ya han alcanzado un nivel verdaderamente elevado, especialmente en la resistencia a las roturas de estas gafas súper finas. Con gran cuidado, los extremos de las varillas se han desarrollado y refinado aún más de manera visual y táctil.

“Con la Titan Minimal Art creamos un nuevo eyewear con una estética diferente: abierta, fresca y radiante que acentúa las líneas favorecedoras del usuario en lugar de dominarlas”

Dos de los pilares de Silhouette son la tradición y la innovación. ¿Cuál es la fórmula secreta para combinar ambos?

La innovación siempre es lo primero, basándonos en el conocimiento del pasado. No hay una fórmula secreta, simplemente nos hace felices poder innovar y trabajar de forma creativa en todos los niveles. Por supuesto existe una conciencia especial de la firma de una calidad exclusiva en todas las áreas, puesto que es lo que nuestros clientes del sector premium esperan de nosotros.

¿Cuál es su modelo favorito del catálogo de Silhouette?

Suelo llevar unas TMA Must o unas TMA Icon, en diferentes colores y formas de lentes. Uso mis TMA durante todo el día y parece que no llevara gafas. Además siempre estoy probando nuevos modelos, a pesar de que no hay nada que se parezca a la sensación de llevar unas TMA.

¿Qué desea a las Titan Minimal Art para su aniversario?

Sobre todo, que este «joven icono» siga siendo un «icono maduro» de gran éxito en los próximos años. ¡Todavía hay muchos millones de usuarios de gafas que no saben lo que se pierden!

Compartir con: