HomeEntrevistasGad Guigui (Angel Eyes)

Gad Guigui (Angel Eyes)

Gad Guigi, CEO y fundador de Angel Eyes, habla para la revista Lookvision en esta entrevista coincidiendo con la implantación en la Península Ibérica de la empresa propietaria de las marcas Vinyl Factory y Freakshow. Las propuestas de ambas firmas de moda y tendencia ya se están presentando a los profesionales ópticos de nuestro país, gracias a un equipo propio de ventas al frente del que está José Luis Estévez en calidad de Country Manager de Angel Eyes para España y Portugal.

Guigui es un emprendedor audaz, diplomado en Farmacia, que se incorporó al finalizar sus estudios en la empresa familiar que gestionaba varios puntos de venta ópticos en París. Después de varios años al cargo de la red de tiendas, consciente de la mutación del mercado de la óptica, él mismo decide crear su primera red de distribución de gafas, creando Angel Eyes en 2007. Originariamente, la compañía tenía por actividad la distribución de una marca inglesa en el territorio francés. En 2010, después de tres años en los cuales la empresa destacó en el mercado de la óptica, nació la marca Vinyl Factory 1964, que se beneficia de una identidad fuerte hecha de influencias diversas, desde el Rock’n’roll al Pop-Art, pasando por la estética vintage. En 2014 le sigue Freakshow Eyewear, marca que combina modernidad e inspiración en el mundo del arte en general, con una promesa “arty” y original: “Reflect yourself”. Actualmente, Angel Eyes tiene una facturación anual de 7 millones de euros, un crecimiento de más del 25% cada año, una presencia en 3.500 puntos de venta en Francia y marcas distribuidas en 20 países de todo el mundo (Alemania, Inglaterra, Estados Unidos, entre otros).

¿Qué factores han tenido en cuenta a la hora de implantarse con filial propia en la Península Ibérica para el mercado español y portugués?

– Hemos tenido en cuenta la importancia de estos mercados en el escenario europeo, la apertura a una estética creativa (en términos de formas, materiales y colores) y la demanda por una oferta diferenciada. Acreditamos que existe un espacio claro para el universo de nuestras marcas Vinyl Factory y Freakshow en ambos mercados y estamos dispuestos a afrontar el reto para satisfacer esta demanda.

– ¿Qué representa para usted, afrontar este reto?

– Representa una nueva etapa en el desarrollo de nuestro crecimiento. Estamos presentes en más de 20 países alrededor del mundo y hemos elegido la Península Ibérica para esta primera implantación en directo, con toda la ilusión y los desafíos que esto conlleva. Somos conscientes de que no es un desafío banal, pero creemos que existe un espacio para la oferta diferenciada que proponemos.

– ¿Qué papel juega Angel Eyes en el sector óptico?

– Angel Eyes es la única empresa del sector óptico que integra la clasificación “Les Champions de la Croissance 2017”, publicado por el periódico económico francés Les Echos junto con con la institución de estadística “Statista”. Ambos han analizado los datos de tres millones de empresas francesas para llegar a elaborar el ranking de los 500 principales. Angel Eyes ha declarado una tasa media de crecimiento del 17,8% en los últimos 5 años, siendo del 63,4% en el periodo 2012-2015. Como nuevo player del mercado español, Angel Eyes quiere aportar diferenciación y esa diferenciación tiene que ver con una concreta y estructurada oferta de ayuda a la venta. Estamos obsesionados con el sell-out y vamos a ayudar a los ópticos a desarrollar su sell-out con herramientas que nadie ofrece actualmente.

– ¿Qué características destacaría de cada una de sus marcas y qué aportan al mercado?

– Tenemos dos marcas propias, Vinyl Factory y Freakshow. Vinyl Factory es una marca con una vinculación directa con el mundo de la música. Su nombre ya es toda una declaración de principios: el mundo del vinilo nos traslada no sólo a la música sino también al estilo vintage que está presente en la colección. Todos los modelos tienen los terminales en forma de guitarra y en su interior se inserta la reproducción de un disco de oro. La oferta se dirige a un segmento amplio de la población que se identifica con este estilo de vida. Vinyl Factory es también una colección que tiene en cuenta a los niños, con la oferta de Little Vinyl Factory. Por su parte Freakshow se inspira del mundo del arte general, en la multitud de sus disciplinas. Es una marca para aquellos consumidores que valoran toda expresión de arte en la amplitud sus sentidos.

– ¿Qué cualidades de las marcas que representa cree que serán las más valoradas por ópticos y consumidores finales?

– La altísima calidad de los componentes: utilizamos los mejores materiales como acetatos exclusivos de Mazzuccheli, titanio fabricado en Japón y materiales plásticos de última generación que proporcionan gran confort gracias a su ligereza, así como lentes polarizadas y tratamiento antirreflejante en todas nuestras gafas de sol. Los ópticos valorarán también los diseños de nuestras colecciones realizados al cien por cien en nuestra oficina de París, la atractiva comunicación, las herramientas de ayuda al sell-out que les vamos a ofrecer y la exclente relación calidad-precio. Nos preocupa de verdad que puedan vender todo lo que nos compran y más que decirlo, vamos a hacerlo.

– ¿Qué relevancia ocupa en el porfolio de marcas las versiones de sol y de graduado?

– El graduado, sin ninguna duda, va a representar la gran mayoría de las ventas y a medida que nuestras marcas sean cada vez más conocidas gracias a nuestros embajadores locales, el sol empezará a ser más relevante. Tenemos grandísimos embajadores del mundo de la música y del cine de un gran prestigio internacional que nos ayudan a llegar a los consumidores en muchos mercados. Vamos a explotar este valor de nuestras marcas y extender esta enorme lista a testimonials locales para estar más cerca de los consumidores de la Península y así hacer crecer la demanda en el mercado de gafas de sol.

– ¿A qué público van dirigidas las diferentes colecciones?

– No creemos en una segmentación socio-democrática: hacemos una apuesta en los estilos de vida (más conocidos como “lifestyle”). Lo que comprobamos es que las fronteras de géneros, edad y sociales son cada vez más fluidas, y que en cambio los territorios de estilo de vida (en este caso la música, el vintage y el pop art, para la marca Vinyl Factory por ejemplo) se muestran más consistentes y duraderas.

– ¿Qué espera obtener en el mercado español y portugués?

– Nuestra ambición es que éstos mercados sean los segundos más importantes para nosotros después del francés. Establecemos una filial para estar próximos del mercado y confiamos en los frutos y resultados que tendremos con esta primera implantación.

– ¿Cuáles son los objetivos a corto y medio-plazo y qué mensaje le gustaría enviar a los ópticos-optometristas? ¿Y al cliente final o usuario?

– A corto plazo queremos llegar rápidamente a cubrir todo el territorio, estar presentes en las principales capitales y, a medio plazo, deseamos consolidar la asociación con nuestros clientes vía nuestro modelo diferenciado de apoyo al sell-out. A los ópticos les decimos que somos conscientes de las dificultades que la gestión de las compras supone y lo importante que es para la viabilidad de sus negocios que lo que compran se venda. Los consumidores de la Península Ibérica van a descubrir un producto de una altísima calidad a un precio razonable y con unos diseños que nunca les dejarán indiferentes.

Compartir con:
Etiquetas