HomeCOVID-19Recomendaciones del COOCYL en relación al COVID-19

Recomendaciones del COOCYL en relación al COVID-19

Ante la alerta sanitaria declarada por la situación del COVID-19 (2019-nCoV,) el Colegio de Ópticos-Optometristas de Castilla y León se suma a las directrices de la Administración sanitaria y comunica las siguientes consideraciones:

La situación sanitaria causada por la epidemia del coronavirus COVID-19 (2019- nCoV) está causando una lógica preocupación entre los profesionales sanitarios, incluyendo a los ópticos-optometristas.

Al igual que en otras infecciones causadas por virus, la transmisión sería a través del contacto estrecho con las secreciones respiratorias que emite una persona enferma a través de la tos o el estornudo. Estas secreciones infectarían a otra persona al entrar en contacto con su nariz, sus ojos o su boca. En base a la evidencia disponible hasta el momento, es muy importante que los ópticos-optometristas adopten medidas universales de prevención frente al posible contagio.

Se ha confirmado que el patógeno puede transmitirse de persona a persona a través de las gotitas de Flügge (parece poco probable la transmisión por el aire a distancias mayores de uno o dos metros). Esta situación está produciendo una lógica preocupación entre el personal sanitario, y desde el Ministerio de Sanidad se están ultimando protocolos de actuación específicos para cada colectivo.

El Colegio de Ópticos-Optometristas de Castilla y León, en la línea con las medidas ya  avanzadas por otras instituciones, recomienda las siguientes actuaciones para minimizar la exposición y el riesgo del virus. Lavarse concienzudamente las manos con agua y jabón o con gel isopropílico antes y después de atender al paciente y evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca sin antes lavarse las manos (estas zonas han de estar protegidas durante la exposición a pacientes que pudieran padecer 2019-nCoV). En la práctica, debería reforzarse el protocolo de desinfección de lentes, así como las medidas básicas de prevención. Limpiar y desinfectar las superficies expuestas. La limpieza y desinfección se realizará con un desinfectante o con una solución de hipoclorito sódico que contenga 1.000 ppm de cloro activo (dilución 1:50 de una lejía con concentración 40-50 gr/litro preparada recientemente). Estos virus se inactivan tras 5 minutos de contacto con desinfectantes normales, como la lejía doméstica. Taparse al toser o al estornudar cubriéndose la boca y la nariz con la parte interna del codo o con un pañuelo desechable, tirando seguidamente el pañuelo. Mantenerse a distancia de las personas que muestren signos de afección respiratoria, como tos o estornudos, especialmente aquellas que han viajado frecuentemente al extranjero y, en concreto, a las zonas consideradas de riesgo por coronavirus, siendo muy conveniente el uso de mascarillas en el entorno cercano.

Permanecer en casa si se presenta sintomatología compatible con una infección respiratoria aguda, como fiebre, tos o sensación de falta de aire, y ponerse en contacto por vía telefónica con su médico o centro de salud.

  • Criterios epidemiológicos:

– Cualquier persona con historial de viaje a las zonas declaradas de riesgo por coronavirus en los 14 días previos al inicio de síntomas.

– Cualquier persona que en los 14 días previos a la aparición de sus síntomas haya estado en contacto estrecho con un caso probable o confirmado.

  • Criterios clínicos: cualquier persona con síntomas clínicos compatibles con una infección respiratoria aguda, de cualquier gravedad, que presente fiebre y alguno de los siguientes síntomas: disnea, tos o malestar general.

La Organización Mundial de la Salud advierte de que, si un profesional está sano, solo necesita llevar mascarilla si va a atender a alguien de quien se sospeche que esté infectado. En el caso de observar tos o estornudos, sí puede utilizarse la mascarilla para evitar la propagación de las gotitas de saliva, pero es preciso usarla y desecharla correctamente. Además, la OMS recuerda que las mascarillas solo son eficaces si se combinan con el lavado frecuente de manos con una solución hidroalcohólica o con agua y jabón.

Ante un paciente que presente un criterio epidemiológico acompañado de, al menos, un criterio clínico, debe procurarse demorar el tratamiento optométrico (salvo urgencias, lógicamente) hasta el esclarecimiento del caso, remitiéndolo a su médico de Familia con el correspondiente informe de sospecha.

Cancelaciones

El Colegio de Ópticos-Optometristas de Castilla y León también informa de que se adoptarán las medidas necesarias en cuanto a cursos de formación en consonancia con la petición del Ministerio de Sanidad de evitar todo tipo de actos y jornadas que requieran una asistencia masiva de profesionales sanitarios.

En esta línea y ante los últimos acontecimientos relacionados con la alerta sanitaria por coronavirus, y como medida de precaución, el Colegio se une a las directrices sanitarias vigentes y decide suspender la celebración del curso ‘Adaptación de lentes de contacto en córneas irregulares’, que iba a celebrarse el próximo 15 de marzo en el Hospital Universitario de Burgos.

COOCYL buscará una nueva fecha para su celebración, una vez que se normalice la situación. Mientras tanto, se devolverán las cuotas abonadas y las personas inscritas hasta el momento tendrán acceso preferente cuando se convoque una nueva edición, por lo que serán avisadas en primera instancia.

Compartir con:
Etiquetas