HomeGafas de sol y monturasevil eye eyewear, comprometida con la sostenibilidad

evil eye eyewear, comprometida con la sostenibilidad

Disfrutar de la paz de las montañas, explorar los lagos con agua limpia; prados que invitan a tomar el aire. La posibilidad de experimentar un entorno natural intacto debería ser algo para todos…Y evil eye contribuye a ello todos los días.

Diseñado en Austria – producido en Austria. Para evil eye Made in Austria significa responsabilidad por su país y su ubicación. Todos los modelos de gafas deportivas de la firma se diseñan y fabrican en su sede central en Linz, Austria, el hogar de la reconocida Silhouette International, que se encuentra en medio de un área de protección del agua y está sujeta a estrictos controles ambientales. Esta red de producción muy unida elimina las largas rutas de transporte y, por lo tanto, las emisiones de CO2 innecesarias.

Un trabajo protegiendo el medioambiente. Evil eye gestiona su producción de gafas neutras en CO2 certificadas por TÜV, entre otros medios, mediante el uso de instalaciones solares y electricidad verde en las instalaciones de la empresa en Linz. Para minimizar la huella de CO2, compensa las actuales emisiones residuales de CO2 apoyando una central hidroeléctrica en Colón/Honduras, proyecto que cuenta con la certificación Gold Standard de energías renovables. La planta suministra 23.000 MWh de energía limpia por año para la red eléctrica local, reemplazando así a las plantas basadas en combustibles fósiles. Como resultado, esto ahorra 25.568 toneladas de emisiones de CO2 cada año.

Aquí para quedarse. Por supuesto, evil eye también piensa en líneas de negocio, pero siempre teniendo en cuenta nuestro entorno. Es por eso que utilizan procesos especiales, sus propios materiales de alta calidad y, en algunos casos, pasos y controles de calidad manuales para desarrollar productos con una larga vida útil y respetuosos con el medio ambiente. Su producción se basa en procesos optimizados que se ajustan para consumir la menor cantidad de materiales posible y, como resultado, minimizar la producción de desechos.

Largo ciclo de vida del producto = un enfoque respetuoso de los recursos. Debido a los materiales de alta calidad que utiliza evil eye, sus productos son duraderos y fáciles de reparar. Siempre que tenga sentido, las piezas de repuesto se pueden reemplazar en todas las gafas evil eye por hasta 6 años o más. Su objetivo es que ningún modelo de gafas deportivas evil eye tenga que desecharse. Para seguir siendo una parte permanente del equipo de todos los atletas.

Lo que podemos lograr en el presente, determina la historia de nuestro futuro. Es por eso que evil eye está actuando ahora. Para que cada experiencia al aire libre siga siendo algo especial.

Más información en las redes sociales de la firma: Instagram y Facebook.

Etiquetas