HomeEntrevistasEntrevista con Antonio Jové, Head of EMEA de Marcolin

Entrevista con Antonio Jové, Head of EMEA de Marcolin

Coincidiendo con la celebración de Silmo 2021, donde Marcolin estuvo presente con un amplio y representativo stand, y aprovechando una efeméride realmente especial para la empresa como su 60 aniversario, Lookvision tuvo la ocasión de entrevistar en la feria parisina de óptica a Antonio Jové, Head of EMEA –mercados de Europa, Oriente Medio y África–, cargo que ocupa desde hace cuatro años coordinando las estructuras comerciales para lograr los objetivos marcados por la empresa. Este profesional con gran experiencia en el campo comercial y de gerencia, tras sus estudios en Management inició su carrera en el mundo de la óptica en 1990, incorporándose a Marcolin en 1998 como director de las filiales española y portuguesa. También ha ocupado el cargo de director de subsidiarias europeas.

 

 

– ¿Qué representa para Marcolin celebrar este año su 60 aniversario y qué balance puede hacernos de estas seis décadas de actividad?

– Para cualquier empresa, celebrar su 60 aniversario es un motivo de orgullo y el balance no puede más que ser optimista. Empezamos a trabajar en el sector óptico, por él y para él, hace sesenta años y desde entonces seguimos siendo uno de los players más importantes del mismo; esto quiere decir que lo que hemos hecho en este periodo de tiempo, y lo que seguimos haciendo, han sido las cosas adecuadas y correctas. En estos momentos de complicada era covid el cliente final y retail nos ha puesto a prueba y hemos respondido adecuadamente; prueba de ello es que hemos tenido unos resultados realmente buenos en 2020 y en la primera mitad de este 2021. El mercado reconoce así que somos un proveedor importante y, por tanto, el balance final es realmente positivo.

– ¿Cómo fue el evento de celebración del 60 aniversa- rio de la compañía celebrado en Milán el pasado 22 de septiembre?

– Ha sido un momento importante para conmemorar los 60 años de crecimiento y expansión. El evento “look at me Now”, celebrado en el elegante Salone d’Onore de Triennale Milano, fue realmente brillante y cumpliendo los requisitos post coro- na virus. Asistieron rostros conocidos del mundo de la cultura y ar tes escénicas de Italia, influencers, partners, empleados, personal de ventas, licenciatarios, clientes en general y me- dios de comunicación. Durante la presentación, nuestro CEO y Gerente General, Fabrizio Curci, hizo un viaje en el tiempo a través de estos 60 años de historia, rindiendo tributo particular al Sr. Giovanni Marcolin, fundador de la empresa en el norte de Italia, en el Cadore, y en general a la experiencia basada en la artesanía y búsqueda de la excelencia e innovación tecnológica hasta llegar al movimiento de transformación que Marcolin está llevando a cabo en la actualidad para afrontar el futuro tras la crisis del coronavirus.

– ¿Cuál ha sido y está siendo la actitud y acciones principales de Marcolin para afrontar este periodo de pandemia y ya post pandemia covid?

– Lo primero que hicimos hace unos 18 meses, desde el inicio de la pandemia, fue proteger a nuestro personal y proteger a la propia compañía incluso con recortes para poder seguir adelante en momentos tan importantes y complicados que vivimos.

Indiscutiblemente, cuando empezamos a afrontar la realidad de no poder vernos físicamente empezamos a comprender que se podían hacer muchas cosas gastando menos recursos. Fue unos de los primeros savings que la compañía llevó a cabo. Además de haber hecho una reducción de personal, no muy grande, debido a una disminución en el uso de contratos temporales y terminación de contratos de duración determinada, acciones necesarias considerando el impacto de la pandemia en la propia empresa.
Además, para optimizar recursos, desde Marcolin llevamos a cabo un plan orientado a optimizar las funciones y la propia estructura de la organización, para responder con agilidad y de la mejor manera al contexto tan cambiante (también debido al Covid-19), haciendo más eficiente la estructura organizacional.

– Entre esos cambios que se han producido recientemente en la estructura empresarial y comercial de Marcolin, además de esa reducción de personal que menciona, está la llegada de un nuevo CEO. ¿Cuáles están siendo sus primeras acciones? Seguro que alguna tiene que ver con la sostenibilidad.

– Efectivamente tenemos un nuevo CEO desde hace más de un año, Fabrizio Curci, que está implementando en Marcolin impor- tantes acciones de transformación como implantar y reformar la parte digital, así como trabajar poniendo el foco en la fabricación simplificando los procesos de trabajo y actuando sobre la logística porque el cliente ayer nos hacía un pedido de 100 gafas y nos hace uno de 10 o cien de un par de gafas. Por ello, es necesario transformar todo nuestro departamento operations.

Efectivamente, la sostenibilidad es un proyecto ilusionante que estamos reforzando y ya es una realidad porque esto no es una moda pasajera sino una responsabilidad que hemos de asumir todas las empresas. Nuestra política de sostenibilidad es toda una declaración de intenciones de la compañía y se está reforzando.

Marcolin cumple con la normativa vigente y los principales convenios internacionales en materia de salud, seguridad, medio ambiente y responsabilidad social. Además, el Código de Ética de Marcolin se formuló para garantizar el cumplimiento en toda la cadena de suministro de los estándares internacionales y las mejores prácticas en términos de ética, trabajo, salud, seguridad y medio ambiente.

Varias licencias de Marcolin han seguido el camino hacia la sostenibilidad con seriedad y compromiso.

– ¿En qué medida está cambiando el sector óptico en general y cómo se está adaptando Marcolin a esos cambios presentes y futuros?

– Sin ninguna duda, no sólo está cambiando el sector sino el mundo en general… y a una velocidad impresionante acelerada por el covid. Estoy convencido que el consumidor final también está cambiando, sobre todo en sus hábitos de compra. Ahora compra cada vez más desde el sofá de su casa. Nosotros, el sector, tenemos la suerte de estar en manos del óptico-optometrista, por el que tiene que pasar el consumidor final para hacerse la correspondiente corrección visual y adaptar las lentes a la montura. Por ello, aunque crece el canal online, nosotros somos afortunados porque el offline sigue estando muy presente en nuestra actividad comercial y en la del óptico-optometrista. A nivel de nuestra compañía nos estamos profesionalizando para poder tener para cada división de clientes el lenguaje que necesita y quiere recibir cada uno. Tenemos muy claro que hay un canal independiente que necesita una serie de cosas, desde le producto hasta el training, el visual y el merchandising y luego está una plataforma cada vez más importante que es Internet. Marcolin se está preparando para afrontar un lenguaje diferente para cada canal y poder llegar en las mejores condiciones al consumidor final a través del óptico-optometrista.

– Además de responder a los cambios, ¿con que valores añadidos cuenta Marcolin en el capítulo de firmas y relación calidad-precio-servicio?

– Marcolin no cesa en su empeño de trabajar para tener un por- folio totalmente balanceado y poder dar una respuesta y soluciones totales a nuestros ópticos. Tenemos más de 20 de marcas con las que nos estamos focalizando para hacer que sean todas estratégicas para la compañía, entre ellas una líder en el sector lujo como Tom Ford y otra en el sector difusión como Guess, pasando por Max Mara, adidas sport y adidas originals, Swarovski, Moncler, Timberland y nuestra marca propia Web Eyewear que está reposicionándose estupendamente desde la llegada del nuevo Style & Development Director, Alessandro Beccarini. Además ofrecemos un servicio postventa rápido y eficiente para el óptico-optometrista y ponemos en valor esas marcas de primer nivel como Tom Ford, de la que en 2015 hemos renovado la licencia con un contrato de los más largos de la historia por 14 años, hasta 2029, con lo cual tenemos una licencia lujo sólida con nosotros.

En el producto difusión destaca Guess, que en muchos mercados como el francés es una marca líder en su segmento. En definitiva, tenemos una relación con las licencias a largo plazo. Max Mara y adidas (Sport y Originals) son otros dos pilares básicos y sigue creciendo Swarovski. También es importante mencionar nuestra marca propia, Web Eyewear, en pleno proceso de reposicionamiento y relanzamiento con la incorporación de Alessandro Beccarini, nuevo Style & Development Director,. Aparte tenemos numerosas marcas más, bien conocidas y valoradas en el mundo de la óptica, con las que nos estamos focalizando para hacer que sean todas estratégicas para la compañía.

– Con marcas líderes en el sector lujo y una buena relación calidad-precio-servicio ¿Qué valoración le merece el “low cost”?

Tenemos una imagen de buen producto, de diseño, de calidad que llega acompañado de profesionales con larga experiencia. Esto significa credibilidad, y esto va acompañado de un servicio al óptimo al óptico para que nuestro cliente y partners no tengan problemas con su consumidor final y le ofrezca un servicio rápido y eficiente. Por todo ello, Marcolin está totalmente fuera del mercado “low cost”. Tenemos el producto difusión y el de lujo de máxima calidad y diseño a precios competitivos, por lo que esa expresión está muy alejada de la filosofía de Marcolin.

– ¿Cuáles son los principales mercados para Marcolin y cuál es la posición del español y el portugués, ambos dependientes de Marcolin Ibérica?

– En mi área de responsabilidad de EMEA puedo decir que la compañía en el año 2020 ha tenido resultados inferiores a 2019, pero en 2021 estamos trabajando para llegar a unas cifras y facturación similares a las del 2019. En 2020 tuvimos dos realidades muy diferentes: una realidad de los países del sur de Europa: Italia, España y Portugal con caídas por encima del 30%, mientras algunos mercados se mantuvieron y los del norte estuvieron por encima del 2019 como Alemania, Austria, Suiza y países nórdicos. Este año, el cómputo general de las filiales indica que van a estar por encima del 2019 a nivel general y de facturación. En filiales, la más importante es Francia, seguida de Italia, Alemania y Marcolin Ibérica (España y Portugal) en cuarto lugar. El mercado español siempre ha sido muy importante para nosotros y lo seguirá siendo; para ello hemos profesionalizado a nuestro equipo y en lo que respecta al canal independiente hemos hecho unos cambios a nivel de red de ventas que nos darán el plus que no ha faltado en este tiempo de pandemia. Con todo, creo que en 2022 España ocupará incluso una posición mejor.

– A corto y medio plazo ¿Qué objetivos de futuro tiene ante sí Marcolin y qué mensaje le gustaría transmitir a los ópticos-optometristas y a los usuarios de las gafas de sol y monturas de vista de sus marcas?

El objetivo ha sido siempre el de tener y mantener un porfolio para todo tipo de clientes, y desde nuestro punto de vista queremos ofrecer al consumidor, mujeres y hombres, todo lo que puedan necesitar en gafas de sol y monturas, en acetato o metal. Entre nuestros objetivos también está ser la primera opción para nuestros clientes, que cuando piensen en un proveedor, en un partner, que piensen en Marcolin como primera opción. Nuestro mensaje al profesional óptico-optometrista es que queremos ser la alternativa a aquellos competidores que no son del todo coherentes con sus mensajes; queremos estar en sus establecimientos con un buen porfolio, de gran calidad y ofrecer una estabilidad a largo plazo basándonos en relaciones profesionales y sólidas.

Etiquetas