HomeBrevesUn tercio de los casos de cáncer están relacionados con la conducta y la alimentación
microbiota-cancer-probioticos

Un tercio de los casos de cáncer están relacionados con la conducta y la alimentación

microbiota-cancer-probioticosHoy lunes 4 de febrero es el Día Mundial Contra el Cáncer, una jornada dedicada a crear conciencia y educar a la población sobre cómo luchar contra esta enfermedad a través de pruebas de detección y la detección temprana, buenos hábitos de la alimentación y actividad física, así como dejar de fumar. Desde la revista Lookvision queremos mostrar nuestro apoyo y solidaridad a quienes padecen esta enfermedad y desearles la mejor recuperación.
Se calcula que 9.5 millones de personas en todo el mundo morirán a raíz del cáncer en este año 2019, es decir, alrededor de 26.000 muertes diarias, una cifra que incluso se espera que aumente. Hoy esta enfermedad es ya la segunda causa de muerte en el mundo y causa uno de cada seis fallecimientos.

La comunidad médica, investigadora y científica redobla esfuerzos año tras año para tratar de entender mejor los procesos que provocan el desarrollo de estas patologías, un trabajo que es apoyado por las miles de agrupaciones sociales y de pacientes que hoy, Día Mundial Contra el Cáncer, claman por más investigación y por que el objetivo de frenarlo siga en el centro de la innovación médica.

La doctora Sari Arponen, médico internista en el Hospital Universitario de Torrejón de Madrid y especialista en Enfermedades Infecciosas, asegura que un tercio de los casos de cáncer se deben a factores que tienen que ver con la conducta y la alimentación: obesidad o sobrepeso, ingesta escasa de fruta y verdura, sedentarismo y consumo de tabaco y de alcohol, lo que evidencia el impacto de las costumbres y el estilo de vida en la aparición de los tumores.
Una de las líneas de investigación más interesantes es aquella que ha comenzado a estudiar las complejas relaciones entre la microbiota, tanto intestinal como las del resto del organismo (bucal, pulmonar, vaginal), con los procesos de carcinogénesis. Sari Arponen asegura, sin fisuras, que la microbiota influye en el éxito de un tratamiento antineoplásico, es decir, que tener en equilibrio a las familias bacterianas que componen nuestro organismo ayuda a tolerar mejor los efectos secundarios de los tratamientos y mejora su eficacia, al influir en su absorción y en su metabolización, permitiendo que sus sustancias estén disponibles para ser utilizadas por el organismo.
A este estado de equilibrio de la microbiota se le conoce como eubiosis, “que favorece que haya una situación antiinflamatoria y que se controlen mejor los procesos de cáncer”, asegura la profesional. Pero, ¿cómo lo hace? “Tanto las bacterias residentes en el intestino como los probióticos tomados por vía oral pueden fabricar moléculas que son capaces de inhibir el crecimiento tumoral y prevenir la carcinogénesis”, explica Sari Arponen.

Compartir con: