HomeGruposPor qué es importante trabajar tu marca personal si tienes un negocio óptico

Por qué es importante trabajar tu marca personal si tienes un negocio óptico

CECOP sigue creando formatos que dan respuesta e información relevante a los ópticos independientes en esta nueva normalidad. En esta ocasión han creado una serie de encuentros online, su “Vermut de las 2”, que pretende ser una charla distendida sobre temas interesantes que puedan servir de ayuda e inspiración a los profesionales del sector.

Esta semana han invitado a su Vermut a tres mujeres ópticas que regentan su propia óptica desde hace años para charlar de la importancia que tiene trabajar tu marca personal si tienes un negocio óptico. Ella son Irene Zamora, Óptico Optometrista y Directora de Centro Óptico Auditivo Zamora (Madrid); María Antonio Carrera, Óptico Optometrista y Directora de Óptica Carrera (Luanco) y Carmen Gómez Conde, Óptico Optometrista y Directora de Carmen Visión (Zamora).

La marca personal es tu sello de identidad

Las tres coinciden en que la marca personal es un arma poderosa, que te permite transmitir un alto valor percibido frente a tu competencia, mostrar tu elemento diferenciar y personalizar mucho tus servicios y trato al cliente. Es tu sello de identidad.

Para Irene Zamora: “La máxima de la marca personal es tratar a los demás como nos gustaría que nos tratasen a nosotros. Aparte de los servicios profesionales, nosotros vendemos sensaciones, experiencias y soluciones visuales. Al final nuestra marca personal somos cada uno de nosotros en nuestros negocios”.

Pero aún así, la dificultad radica en cómo transmitimos a los demás esa diferenciación y cómo conectamos con nuestros clientes.

Sobre este aspecto, Carmen Gómez reflexiona: “Es importante comunicar lo que quieres conseguir. Si no comunicas no existes, pero siempre con honestidad y con sentido. También hay que saber el momento en el que nos encontramos, hay veces que no hay que comunicar para vender, sino simplemente para dar un mensaje de optimismo o aliento. Que los clientes sepan que estamos ahí para ellos. Hay que tener una buena combinación entre marketing digital, networking, redes sociales y comunicación con alma, contar historias con esencia, no cosas banales, y poniendo en valor la empresa”.

Para María Antonia Carrera, la personalización es la clave: “Mi gran red social es Instagram, pero además sé lo que les gusta a cada uno de mis clientes y ofrezco lo que se que al cliente le va a encajar. Busco ese punto personal”.

Otro punto clave que va ligado al trabajo de la propia marca personal y de promoción del negocio óptico es la formación continua.

En opinión de Carmen Gómez: “La formación es importante para tu marca personal para seguir innovando, a nivel tecnológico y personal. Tenemos que aportar a nuestros clientes, tenemos que darles el conocimiento y la seguridad. No sólo en lo nuestro, sino en todo, en la gestión de la empresa, el marketing, la publicidad… te tienes que formar tu mismo en esto porque es una empresa pequeña y lo tienes que hacer tú. La marca personal es la única herramienta para todo, para que nos permita mantenernos en el posicionamiento que nosotros queremos. Es la esencia de la empresa”.

María Antonia Carrera añade: “Hay que poner y transmitir pasión en lo que haces. Conseguir que eso que te encanta a ti, a la persona que tienes enfrente le encante también. Para eso es necesario la formación constante, tener esa curiosidad porque estamos en un mundo de cambios. Somos ópticos, psicólogos, vendedores, compradores, somos un poco todo”.

Irene Zamora concluye: “Todas hemos sobrevivido porque nos hemos ido reinventando en nuestros negocios, hemos innovado y ampliado todos los campos que nuestra profesión tiene. Hay que especializarse. Los que estamos un poco en la cabeza de nuestros negocios tenemos que seguir formándonos para saber qué hace la gente que tenemos trabajando con nosotros, si lo están haciendo bien… Aquí nunca se acaba de aprender. Es fundamental porque la gente joven sale con una preparación muy buena y tenemos que estar a la altura de todo lo que viene, empujando y siendo conscientes de todo lo que le queda a esta profesión por crecer”.

Compartir con:
Etiquetas