zeiss_lookvision_sky_110x662_visioncare_chica
HomeCOVID-19Optimil expresa su preocupación por el riesgo de contagio en las ópticas
MANUEL BALTAR OPTIMIL OPTICOS

Optimil expresa su preocupación por el riesgo de contagio en las ópticas

El grupo de franquicias y asociados Optimil comunica al Ministerio de Sanidad su preocupación por la no inclusión en ERTE de fuera mayor a las ópticas por su alto riesgo de contagio durante el desarrollo de su actividad profesional. Por ello su director, Manuel Baltar Martínez de la Riva, reclama en la siguiente carta al Ministerio el cierre de las ópticas durante esta situación de estado de alarma. Baltar Martínez de la Riva explica que «existe una incongruencia entre el RD 463/2020, del 14 de Marzo, donde se toman medidas para evitar el contagio del COVID-19, y al mismo tiempo nos inducen a ofrecer servicios de óptica, que claramente por lo expuesto en la siguiente documentación, alteran el espíritu y el fondo del RD 463/2020, ya que podríamos ser una gran fuente de contagio y propagación del COVID-19».


A/A EXCMO MINISTRO DE SANIDAD.

SR. D. SALVADOR ILLA

DE: DIRECTOR GENERAL OPTIMIL OPTICOS Y CADENA VISUAL.

MANUEL BALTAR MARTINEZ DE LA RIVA

Estimado MINISTRO:

Optimil Ópticos y Cadena Visual, somos una cadena de ópticas, con más de 200 ópticas repartidas por todo el territorio nacional.

En los documentos adjuntos a este escrito le formalizo la preocupación que desde nuestra cadena ópticas tenemos, por la más que probable contaminación y propagación del covid-19, dado que el ojo es un órgano y una de las fuentes de contagio y propagación del covid-19 enumeradas en RD 463/2020.

Y solicito la modificación del citado decreto, y propongan la obligación del cierre de las ópticas.

Adjunto advertencias de diferentes asociaciones de la peligrosidad de la apertura de los establecimientos ópticos.

SOLICITUD OPTIMIL OPTICOS, centros privados sanitarios de OPTICA tras la declaración de estado de alarma.

Santiago de Compostela a 23 de Marzo de 2020.

Asunto: SOLICITUD DE CIERRE DE CENTROS SANITARIOS DE OPTICA Y AUDOLOGÍA

Tras la publicación del Real Decreto 463/2020, de 14 de Marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el virus COVID-19, nuestras profesiones atraviesan una situación crítica, dada la ambigüedad de dicha norma y el resto de medidas que se vienen adoptando desde el Ministerio de Sanidad respecto al correcto desarrollo de nuestras profesiones sanitarias durante toda esta crisis.

En dicho Real Decreto, en su Artículo 8 (Medidas de contención en el ámbito laboral), el documento cita textualmente: “Los empleadores, tanto públicos como privados, estarán obligados a facilitar medidas que permitan la prestación laboral o funcionarial de los empleados por medios no presenciales siempre que ello sea posible.” Nuestros servicios a la población son mayoritariamente e ineludiblemente de forma personal, lo que hace imposible nuestra práctica sin incumplir las normas sanitarias de mantener una distancia de metro y medio de persona a persona.

Por otro lado, las normas sanitarias de higiene y desinfección que se han marcado hasta la fecha por parte del Ministerio de Sanidad, y según se van conociendo los acontecimientos, resultan ser insuficientes para poder garantizar la seguridad y la salud de nuestros pacientes, familiares y colaboradores por más que nosotros cumplamos estrictamente con ellas.

Por todo ello, todos los centros privados de carácter sanitario que en este documento se contemplan (ópticas, y audiología, centros de terapia visual y baja visión), y muchos otros a los que queremos representar, por encontrarse en nuestra misma situación, se están viendo obligados a cerrar sus lugares de trabajo, en un ejercicio de conciencia social y responsabilidad, debido a que desde el Ministerio de Sanidad no se ha ejecutado ninguna orden expresa del cierre de nuestros servicios, bajo lo que consideramos un acto de irresponsabilidad por su parte, ya que podemos ser un vector de propagación del virus.

Pasamos a denunciar detalladamente, a continuación, las situaciones que nos han motivado a tomar estas duras decisiones:

▪ Imposibilidad de realizar tratamientos (exámenes visuales, graduación, adaptación de lentes de contacto, terapia visual, prueba de productos ópticos, tonometrías, fondo de ojo, lámpara de hendidura, retinoscopias, audiometrías) sin incumplir las medidas de seguridad necesarias para la propagación del virus, que nos han sido remitidas por nuestros Colegios oficiales, dado que el ojo es un órgano y una de las fuentes de contagio y propagación del covid-19 enumeradas en RD 463/2020.

El contacto físico entre ópticos, auxiliares de óptica y pacientes es fundamental, trabajando en numerosas ocasiones a escasos 35 centímetros del paciente.

A continuación citamos algunos ejemplos:

– En los tratamientos de adaptación de lentes de contacto con el paciente es directo, dado que el profesional óptico, manipula la lente de contacto, y esta se coloca en el ojo, es imposible garantizar la NO transmisión de infección vírica covid-19, dadas las características del órgano.

– La tonometría no está recomendada, (adjuntamos documento sociedad española de contactología, sociedad española de vítreo, sociedad española de cirugía ocular-implanto refractiva, sociedad española de glaucoma, sociedad española de oftalmopediatria, sociedad española de cirugía plástica ocular y orbitaria, sociedad española de estrabologÍa y oftamología pediátrica, remito doc 21/03/2020 www.oftalmoseo.com.

– Lo mismo ocurre para todo tipo de graduaciones en gabinete, que los propios oftalmólogos privados y servicios de salud nacionales, no están atendiendo, debido a la altísima posibilidad de contagio del covid-19.

– La terapia visual, otro de los servicios que se ofrecen en óptica, estaría en la misma situación.

– Y el largo etc de los servicios que en una óptica se ofrecen de manera habitual.

Sería una irresponsabilidad por nuestra parte, debido a las altísimas posibilidades de contagio ofrecer nuestros servicios. Así mismo, todos los servicios de venta de productos ópticos, no podríamos garantizar su desinfección. A modo de ejemplo, en una óptica hay en stock entre 450 y 600 monturas de gafas. Dadas las características de las mismas y el desabastecimiento de productos de desinfección, serían una fuente alta de contagio.

▪ No podemos asegurar la disponibilidad permanente de medidas de desinfección en nuestros centros, ya que productos esenciales como el gel hidro-alcoholico, mascarillas y guantes están agotados en la gran parte de los comercios. Estamos desabastecidos de dichos materiales esenciales para la seguridad de nuestros pacientes y la propia.

▪ Resulta inviable desinfectar nuestros uniformes entre un paciente y otro.

Así como los centros, consultas o salas de óptica, gabinetes de terapia visual, gabinetes o salas de contactología, gabinetes de audiología, sala expositora de gafas, mesa puntos de venta de lentes, salas de espera y baños o aseos.

▪ Muchos de los pacientes con los que trabajamos están incluidos dentro de los grupos de riesgo.

En todos los ámbitos de la salud a los que representamos, los pacientes han anulado todas las citas presenciales, con una afluencia al centro óptico NULA. Y además, en ciertos casos en los cuales podrían realizar atención telefónica u online, nos transmiten su preocupación, ya que no es posible realizarlas con garantías de eficacia.

▪ Respecto a los tratamientos de cualquier óptico de nuestros centros, no podemos asegurar no ser portadores asintomáticos del virus y ser una vía de contagio a pacientes vulnerables (encamados, gran movilidad reducida, etc). Del mismo modo, no podemos conocer sobre la esterilidad del centro y ser una fuente de contagio para nosotros mismos, y menos aún, sin el equipamiento de protección individual básico, del cual nos encontramos desprovistos, como hemos mencionado anteriormente.

En definitiva, valoramos nuestra decisión del cierre temporal de nuestros centros en base a estos pilares fundamentales que se desglosan de los hechos expuestos anteriormente, cómo causa mayor, y no por el mero hecho del cierre voluntario:

Que es nuestra responsabilidad como sanitarios cortar la transmisión, haciendo honor a nuestra labor de prevención y promoción de la salud que nos caracteriza.

NO PODEMOS GARANTIZAR LA SALUD DE NUESTROS PACIENTES, NUESTROS TRABAJADORES NI DE NOSOTROS MISMOS. No tenemos los recursos suficientes para la desinfección tras cada tratamiento y nos encontramos desprovistos de equipamiento de seguridad para prevenir el contagio.

Somos potenciales vectores de transmisión. Como así lo destacan fuentes tan fiables como el “New York Times”, que sitúa las profesiones sanitarias como las principales profesiones con riesgo de propagación. Ya que no podemos cumplir la distancia mínima de seguridad, de metro y medio, para desarrollar nuestros trabajos. https://www.nytimes.com/interactive/2020/03/15/business/economy/coronavirus-worker- risk.html

Nuestros propios trabajadores, nos manifiestan su rechazo a prestar su trabajo en estas condiciones en la que no se garantizan ni la salud de los pacientes ni de los propios trabajadores.

Si bien nuestra labor es fundamental para asegurar la calidad de vida y mantenimiento del estado de salud de la población, consideramos que nuestra actuación no es de primera necesidad en estos momentos de emergencia sanitaria y que podríamos contribuir a la propagación del virus por ser un vector directo de transmisión.

Nos encontramos desamparados y no entendemos que los Centros Ópticos y audiológicos privados debamos exponernos al riesgo de contagio, mientras servicios de oftalmología de la Sanidad Pública les han cerrado los servicios y agendas, excepto los de máxima urgencia, tales como traumatismos, y casos oculares graves, estos servicios NO ESTAN GRADUANDO A PACIENTES.

Las diferentes sociedades oftalmológicas nacionales han elaborado documento anteriormente mencionado y que adjuntamos al presente escrito.

La federación de ópticas FEDAO, también ha elaborado circular (adjuntamos documento).

El Colegio Nacional de Ópticos han elaborado un documento recomendado cierre de las ópticas (adjunto documento).

El Colegio Nacional de Ópticos ha presentado escrito al ministro de Sanidad D. Salvador Illa, (adjunto documento).

La AECOCC (asociación española de cadenas de óptica), la FEDAO, El Colegio Nacional de Ópticos, y la Asociación de empresarios de Comercios de ópticas (AECOP) han presentado escrito a la Ministra de Trabajo Dña. Yolanda Díaz. (Adjunto doc)

Han cursado solicitud DE INCLUSION COMO SECTOR GRAVEMENTE AFECTADO, mediante escrito conjunto UGT, CNOO, AECOP, AECO, COOOC, COOOA, COOOCY (adjunto documento).

A otros colectivos de centros privados sanitarios, con similar contacto con los pacientes al que tenemos en nuestro sector óptico, han resuelto favorablemente su solicitud (adjunto documentación de citadas solicitudes de los distintos colectivos, tales como FISIOTERAPEUTAS, PODOLOGOS, PSICOLOGOS, ODONTOLOGOS, LOGOPEDAS, TERAPEUTAS OCUPACIONALES, DIETISTAS-NUTRICIONISTAS).

Respaldado por la Junta de Andalucía, sobre las “Medidas asistenciales adoptadas a fecha 15 de marzo de 2020 para evitar posibles contagios en los centros sanitarios”, según el cual la actividad programada de Fisioterapia en sala y domicilio queda suspendida, no recibirán pacientes durante este periodo, entendemos por las mismas razones que las que aportamos en este escrito. Conocemos de primera mano, como desde nuestros Colegios Profesionales se han hecho eco de nuestras inquietudes y se las han hecho llegar de forma expresa a los organismos competentes del Ministerio de Sanidad, y de las Comunidades Autónomas.

(Anexos Nº1, Nº2, Nº3, Nº4 y Nº5) Con este documento queremos también reforzar sus palabras y dar a conocer nuestro punto de vista frente a la situación.

La Comunidad Autónoma de Castilla La Mancha ha dispuesto en el Diario Oficial de Castilla La Mancha, en “Resolución de 17/03/2020, de la Consejería de Sanidad, por la que se adoptan medidas para los centros, servicios y establecimientos sanitarios de titularidad privada de Castilla-La Mancha con motivo del COVID 19. [2020/2424]” que “queda suspendida toda la actividad asistencial previamente programada de carácter no urgente”.

Anexo Nº 6.

La comunidad Autónoma de La Rioja, desde la Consejería De Salud, ha emitido un informe (Nº Documento 2020/0166482. Expediente 00860-2020/032124) donde exhorta a que los centros de fisioterapia “deben permanecer cerrados, con la excepción de aquellas situaciones hospitalarias en donde la actuación urgente del fisioterapeuta sea fundamental para la evolución del paciente y de las urgencias imprescindibles e inexcusables”. Entendiendo que en esos casos “los profesionales deberán contar con la protección individual específica para cada caso”.

Anexo Nº7.

Abrir nuestros centros incurre en un acto de irresponsabilidad total y una actividad peligrosa para con nosotros mismos y la sociedad. Y a pesar de todo eso, el decreto publicado por el gobierno no nos obliga al cierre.

Por todo lo citado anteriormente, solicitamos la resolución favorable del solicitado ERTE DE FUERZA MAYOR, así como si fuera pertinente la publicación de un Real Decreto en el que se obligue al cierre de todos los centros sanitarios ópticos privados para que podamos acogernos a los mismos derechos y obligaciones que el resto de la población española durante esta crisis sanitaria.

La presente CONSULTA se realiza con el ruego se dé la respuesta más inmediata y urgente posible, preferentemente en el día de hoy, habida cuenta que se precisa trasladar indicaciones e interpretaciones derivadas de la norma citada a pacientes y trabajadores así como empresas ópticas, lo que conlleva una manifiesta inquietud por parte de todos los profesionales de óptica y audiología.

POR LO EXPUESTO, SOLICITO DE LA CONSELLERIA DE SANIDAD, que teniendo por presentado este escrito, se sirva admitirlo, por formulada CONSULTA VINCULANTE URGENTE Y COMPLEMENTARIO EJERCICIO DE DERECHO DE PETICION, con el ruego y en la forma más inmediata posible se nos ofrezca el criterio de esa Consellería a la que tenemos el honor de dirigirnos sobre las cuestiones que han quedado expuestas en el presente escrito, en orden a hacerlo extensivo al inmenso colectivo sanitario al que petenecemos.

Firmado:

DIRECTOR GENERAL DE OPTIMIL OPTICOS

MANUEL BALTAR MARTINEZ DE LA RIVA.


 

Compartir con:
Etiquetas
zeiss_lookvision_sky_110x662_visioncare_chico