HomeGafas de sol y monturasMarcolin refuerza su presencia en Milán con nuevas oficinas

Marcolin refuerza su presencia en Milán con nuevas oficinas

Marcolin ha inaugurado esta semana sus nuevas oficinas en Milán, un espacio contemporáneo para el diálogo que representa muy bien la ruta de la compañía en términos de evolución, crecimiento y consolidación como una de las empresas líderes en la industria global de las gafas.

Las nuevas oficinas de Marcolin, distribuidas en dos plantas, están ubicadas en un edificio neoclásico con vistas a Corso Venezia, frente al Planetario, lo que permite a la Compañía fortalecer su presencia física en Milán, el mayor centro financiero y económico de Italia, así como su presencia virtual, gracias a una nueva sala de exposición de concepción digital equipada con infraestructura de video capaz de mostrar mostrar digitalmente todo el espacio mientras se toman primeros planos de las gafas para capturar todos sus detalles.

La creación de un nuevo centro en Milán por el 60 aniversario de Marcolin es parte de una estrategia de desarrollo corporativo eficiente y mucho más amplia. Un lugar donde las necesidades comerciales y operativas de la Compañía puedan satisfacer las de comunicación y diálogo. Junto con la histórica sede de Longarone, los nuevos espacios en Milán permitirán a la Compañía atraer aún más a nuevos talentos.

Los interiores de las nuevas oficinas en Corso Venezia 50 fusionan, de manera consistente y simple, todas las características distintivas de Marcolin, desde sus orígenes hasta su dirección futura, proporcionando un amplio espacio funcional para exhibir las nuevas colecciones de gafas, así como espacios de trabajo privados. La seguridad y la flexibilidad favorecen la movilidad del personal entre oficinas.

Las opciones de diseño se centran en tres aspectos: el blanco y negro como tema funcional y estético, donde el blanco total identifica los espacios operativos, mientras que el negro total define las áreas representativas; el diseño preciso de ciertos elementos funcionales, como las mesas; la creación de imágenes verdaderamente únicas en las que el tema, las gafas, se divide en detalles más pequeños y luego se vuelve a ensamblar con precisión: un lenguaje universal que habla de la capacidad de fabricación de la empresa.

El suelo de madera en todas las plantas, el salón sobre la bóveda de la entrada con vistas al Planetario, la sala de exposiciones que, gracias a su gran tamaño, puede albergar un continuo expositivo que transmite una visión integral de las colecciones de gafas de Marcolin, junto con la funcionalidad de las espacios de trabajo, son los rasgos distintivos del nuevo hub.

Etiquetas