HomeSalud VisualLa alergia primaveral, una pesadilla también para nuestros ojos

La alergia primaveral, una pesadilla también para nuestros ojos

Con el buen tiempo, damos la bienvenida a la primavera y a la temida alergia estacional, una patología que provoca síntomas muy molestos y que sufre un porcentaje importante de la población, ya que cerca un 30% de los españoles padecen una o varias alergias.

En primavera especialmente, cuando los alérgenos que están en el aire, como el polen, entran en contacto con la membrana conjuntiva, que cubre el globo ocular, se irritan los ojos y liberan una sustancia llamada histamina, que provoca síntomas como los ojos hinchados por las alergias. Además del polen, existen otros alérgenos que pueden causar irritación ocular, como el polvo o la caspa de las mascotas, no asociados directamente a la primavera, pero es en esta estación cuando tienen más intensidad.

Alicia Escuer, directora técnica y de formación de Óptica & Audiología Universitaria afirma que “en alergia es una reacción del sistema inmunitario a algo que éste considera dañino para la persona. El organismo responde a esta agresión liberando histamina, lo que provoca reacciones en el cuerpo y, especialmente, en los ojos, que pueden presentar enrojecimiento, lagrimeo, picor o escozor e, incluso molestias a la luz o dolor.”

Es por ello que Escuer aconseja “tomar ciertas medidas antes de que aparezcan los primeros síntomas: ventilar nuestros hogares entre 5 y 10 minutos al día para evitar la acumulación de polen y otros alérgenos en las estancias de la casa; mantener lo más limpio posible nuestro domicilio, y el uso de humidificadores y aires acondicionados para la filtración del aire ambiental cargado de alérgenos”.

Recomendaciones para contrarrestar los síntomas de la alergia primaveral

– Mantener nuestras manos limpias y evitar su contacto con los ojos: Una de las reacciones instintivas para acabar con el picor ocular es frotarnos los ojos con las manos, lo que puede conllevar que la situación empeore, ya que nuestras manos están constantemente activas y en contacto con muchos objetos. Por ello, Alicia Escuer recomienda mantener las manos limpias y evitar, en la medida de lo posible, frotarse los ojos, para evitar posibles contagios oculares.

– Disminuir la exposición a los alérgenos y aumentar la hidratación, especialmente cuando se es consciente de sentir síntomas de padecer alergias. Asimismo, “hidratar los ojos con más frecuencia para evitar o disminuir el picor, la irritación y el escozor de nuestros ojos con gotas humectantes”, recomienda Escuer.

– Priorizar el uso de gafas de sol: Para una mejor prevención de los síntomas de las alergias, Escuer recomienda también el uso de gafas de sol “ya que estas protegen los ojos del polen y el polvo, y disminuyen las posibilidades de contacto con ácaros.
Siguiendo estos consejos evitaremos o disminuiremos las molestias causadas por la época primaveral.