HomeSalud VisualDía de Santa Otilia: El trabajo de los ópticos-optometristas es cada vez más demandado por los ciudadanos

Día de Santa Otilia: El trabajo de los ópticos-optometristas es cada vez más demandado por los ciudadanos

Los ópticos-optometristas afianzan su papel en la sociedad como profesionales sanitarios en la atención primaria de la salud visual. De hecho, como se recoge en la última edición del ‘Libro Blanco de la Salud Visual en España’, del 70% de ciudadanos que se revisan la vista periódicamente, la mayoría (47%) lo hace en establecimientos sanitarios de óptica, siete puntos más que en 2017. Igualmente, al 85% de los castellanoleoneses les parecería bien que, ante un problema de salud visual, antes de que su médico los derive al oftalmólogo, hubiera un óptico-optometrista que los atendiera.

Así, el 63% de los ciudadanos considera las ópticas como un servicio esencial, y el 83% cree positivo disponer de un óptico-optometrista en la atención primaria. Una necesidad cada vez más acuciante que el Colegio de Ópticos-Optometristas de Castilla y León (COOCYL) lleva años reivindicando y que hoy, día 13 de diciembre, cobra especial relevancia con motivo de la festividad de la patrona de esos profesionales, Santa Otilia.
“Santa Otilia nació ciega y recuperó la visión, por eso es nuestra patrona. De hecho, nuestro papel fundamental como profesionales de la salud visual es cuidar la visión de las personas que lo necesitan, compensando los defectos refractivos con ayudas como gafas, lentes de contacto o terapia visual, y detectando problemas visuales patológicos para derivar a otros profesionales y tratarlos a tiempo”, explica la vicedecana de COOCYL, Ana Belén Cisneros.

Y es que la vista sigue siendo el sentido más valioso para el 92% de los ciudadanos, pero tras estos años de pandemia, hasta un 20% de la población cree que su vista ha empeorado. Según los datos de la encuesta sobre salud visual publicados igualmente en el ‘Libro Blanco de la Salud Visual en España’, la prevalencia de los problemas visuales ha aumentado hasta un 9% tras la pandemia. Afectan al 76% de la población española, cuando antes de la covid-19 ese porcentaje se situaba en el 67%, destacando especialmente el astigmatismo, con un incremento del 11% (pasando del 24% al 35%), y la miopía, con un crecimiento del 9% (del 28% al 37%).

El 84% de estas personas utilizan gafas graduadas, lo que supone el 64% de la población, un 17% lentes de contacto (el 13% de la población), y hasta un 9% de los ciudadanos con problemas de salud visual no utilizan ningún sistema de compensación.

El 88% de los médicos apoya la inclusión de los ópticos en el sistema

Estos problemas refractivos y/o binoculares están detrás de dos de cada tres derivaciones a los servicios de Oftalmología; de ahí que los médicos y pediatras de Atención Primaria también reconozcan la importancia de que los ópticos-optometristas estén presentes en el primer nivel asistencial. Según una encuesta realizada entre los facultativos, el 75% considera que la demanda asistencial por problemas relacionados con la visión es muy frecuente o bastante frecuente, y el 79% cree que la cartera de servicios en salud visual ofertada es claramente insuficiente, por lo que hasta el 88% de los médicos encuestados opina que el profesional idóneo para abordar los trastornos refractivos o de visión binocular es el óptico-optometrista.

“Como profesionales de la atención primaria en salud visual, examinamos los ojos de nuestros pacientes para encontrar defectos de refracción, disfunciones del enfoque y movimiento ocular que se consiguen compensar con gafas, lentes de contacto o con ejercicios de terapia visual. También podemos identificar lesiones y problemas visuales más graves para poder derivarlos al profesional adecuado y que efectúe un diagnóstico precoz. Cada vez hay más pacientes que confían en nosotros para una primera revisión visual, por ejemplo, para un problema de presbicia o para compensar el defecto de graduación que queda después de una operación de cataratas”, añade al respecto Ana Belén Cisneros.

Por todo ello, con la vista puesta ya en los retos del nuevo año 2023, en este día de Santa Otilia, COOCYL confía en que se dé a los ópticos-optometristas la función que les corresponde para que “cada vez haya menos problemas visuales relacionados con las listas de espera o con un retraso en la atención sanitaria a nivel visual, ya que, como profesionales sanitarios, esperamos que se atienda nuestra necesidad de entrar a formar parte de la sanidad pública de Castilla y León, como ya ocurre en otras 11 comunidades autónomas”.

Celebraciones con motivo de Santa Otilia

Los ópticos-optometristas de Castilla y León han recuperado este 2022 las celebraciones presenciales por el día de su patrona, Santa Otilia, que se celebra el 13 de diciembre. Así, las diferentes delegaciones provinciales del COOCYL han organizado varias actividades con el objetivo de reunir a los colegiados y consolidar la relación entre compañeros para afrontar con unidad e ilusión los retos del nuevo año.

Burgos, León, Palencia y Segovia han celebrado ya diferentes cenas de confraternidad, y próximamente le tocará el turno a los colegiados de Ávila, Salamanca y Zamora, que compartirán mesa y mantel para honrar a Santa Otilia y desear los mejores deseos para el 2023. En el caso de Valladolid, los ópticos-optometristas se reunirán el próximo viernes en una travesía de cuatro horas a bordo de ‘La Leyenda del Pisuerga’, mientras que Soria tiene prevista una cena para el próximo sábado, 17 de diciembre.