HomeBrevesCómo evitar que se empañen las gafas al usar mascarilla
Mujer-con-gafas-y-mascarilla

Cómo evitar que se empañen las gafas al usar mascarilla

Llevamos unos meses saliendo a la calle con mascarilla, por obligación y por responsabilidad. Todos somos conscientes de que no es lo más cómodo, pero las personas que llevan gafas lo tienen aún peor a causa del molesto vaho que empaña los cristales de las gafas y que impide ver. Por eso explicamos cómo evitar que se empañen las gafas al usar mascarilla.

En este contexto, y ante la avalancha de informaciones, trucos y soluciones magistrales para evitar el vaho en los cristales de las gafas, Alicia Escuer, directora técnica y de formación de Óptica & Audiología Universitaria, advierte de los peligros de la mayoría de estos trucos y recomienda la manera más segura y eficaz de evitar el vaho producido por el obligatorio uso de mascarillas.

Qué gafas se empañan más al usar mascarilla

Hay que tener en cuenta que no todas las gafas se empañan por igual. Por lo general, cuanto más cerca está la gafa de la cara, más tiende a empañarse su cristal. Por ejemplo, las gafas de montura de pasta suelen empañarse más, al estar habitualmente más cerca de la cara. En cambio, las gafas metálicas, al estar más separadas, se empañan menos.

Cómo evitar que se empañen las gafas al llevar mascarilla

Alicia Escuer recomienda desoír los infinitos mensajes y trucos que corren por internet y las redes sociales. “La manera más eficaz, además de rápida y fácil, es utilizar una gamuza o toallita antivaho para limpiar los cristales y, después, colocarnos la mascarilla lo más ajustada a la nariz posible. Con esta manera tan sencilla, tendremos asegurada la protección antivaho durante 10 horas”, afirma Escuer. “Si, además, pulverizamos los cristales con un spray limpiador antes de pasar la gamuza, nos aseguramos de que los cristales quedan impecables”, añade.

No es sólo la solución más segura sino también la más efectiva y de mayor duración. La gamuza o toallita antivaho de microfibra Foggy está a la venta en todos los centros de Óptica & Audiología Universitaria, y en su página web, a un precio de 9€ la unidad. Gracias a la nanotecnología, se evita el empañamiento y la contaminación de las lentes. Este producto está pensado para ser utilizado 200 veces antes de que se agote o pierda eficacia.