HomeOpiniónLos aliados de la salud visual y auditiva en verano

Los aliados de la salud visual y auditiva en verano

proteccion-infantil-veranoEl verano es, sin duda, la época del año en la que debemos extremar las precauciones no sólo con la protección de nuestra piel, sino también con la de nuestros ojos. Durante este periodo se ven multiplicados los riesgos para la salud visual en forma de radiación solar y los problemas relacionados con los baños en el mar, en ríos, piscinas, lagos, pantanos, etcétera. Por eso, hay que tomar medidas de protección adecuadas para evitar graves consecuencias en nuestra salud visual y auditiva. Juan Carlos Martínez Moral, presidente del Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas (CGCOO), recuerda que “en verano hay que cuidar especialmente nuestra salud ocular. Utilizar unas gafas de sol de buena calidad con el filtro UV adecuado, adquiridas en establecimientos sanitarios de óptica, puede garantizar la total protección frente a las radiaciones solares nocivas”. Además, el uso de gafas de natación y tapones para los oídos evita patologías que se incrementan en la época estival: según algunos estudios, entre el 80 y el 85% de las otitis externas se producen durante esta época.
Existe una relación directa entre la radiación solar: visible, ultravioleta e infrarroja, y distintos problemas visuales y oculares, como, por ejemplo, cataratas, queratitis o conjuntivitis. “Aunque la mayoría de las radiaciones solares son eficazmente filtradas por los ojos, la exposición crónica a las mismas o una alta y selectiva cantidad de ellas en un corto periodo de tiempo, como una jornada en la playa sin gafas de sol, puede dar lugar a graves problemas oculares”, explica Juan Carlos Martínez Moral. Por ello, las gafas de sol deben convertirse en compañeras inseparables; eso sí, siempre homologadas, con cristales y filtros solares de calidad, y de colores ni muy oscuros ni demasiado claros (preferiblemente marrones, grises o verdes). “Sólo las gafas de sol adquiridas en establecimientos sanitarios de óptica pueden garantizar la total protección frente a las radiaciones solares nocivas”, destaca el presidente del CGCOO. Además, el asesoramiento de un profesional de la visión óptico-optometrista también garantiza que las gafas de sol proporcionen una protección personalizada en función de nuestras necesidades, actividades cotidianas y de ocio o estilo de vida.Natacion
Sin embargo, a pesar de las recomendaciones de profesionales, colegios, organismos y estamentos diversos en materia de protección ocular, proteger la visión de los más pequeños está en cuarto lugar en el orden de prioridades de los padres a la hora de tomar medidas ante la exposición al sol, según los datos que reveló el último estudio “Percepción de la salud visual y auditiva en España” llevado a cabo por Alain Afflelou. Ópticos-optometristas de la Fundación Alain Afflelou alertan de la escasa cifra de venta de productos de sol en monturas infantiles en comparación con gafas para adultos. Un 90% de radiación UV (UVA+UVB) llega a nuestros ojos y de ahí se reparte por las diferentes estructuras oculares. Desde la Fundación aconsejan el uso de gafas y lentes con filtros UV, y gorras o viseras, para la protección de los más pequeños ante esta radiación; además, es importante que la gafa cubra todo el ojo (debe apoyar por arriba en la zona de las cejas y por abajo en la nariz) para que la luz no entre. Por supuesto también comentan que es fundamental que las gafas sean compradas en establecimientos ópticos, ya que es el único lugar donde existen controles pertinentes de sanidad para gafas de sol y se aseguran de que la lente proteja al 100% de los rayos UV.
Ha llegado el momento de extremar el cuidado de nuestra salud visual y auditiva. En esta temporada las altas temperaturas, las exposiciones prolongadas al sol, el contacto frecuente de ojos y oídos en el agua y los productos químicos de las piscinas son habituales y pueden afectar más que nunca a nuestra salud. Según Fabio Delgado, director óptico de Cottet, “la población no está suficientemente concienciada de los daños que pueden provocar en los ojos la incidencia de los rayos nocivos del sol. Debemos alertar a la población en este sentido, ser responsables y utilizar una buena lente ya que la salud de nuestros ojos depende de su calidad. Es fundamental conocer bien cuánto reducen la intensidad de los rayos de sol, el tipo de filtros solares que existen en el mercado y los que mejor se adapten a nuestras necesidades, así como usar gafas homologadas y certificadas por la UE que cumplan normas de sanidad y seguridad”. De igual forma hay que extremar la protección de los ojos durante los baños en piscinas, ríos o playas en la época estival ya que aumentan los riesgos de padecer infecciones. Es necesario nadar con gafas que pueden graduarse para facilitar la visión de todas las personas y evitar el contacto con agentes alergénicos. El cloro resulta extremadamente irritante para nuestros ojos, puede provocar enrojecimiento, queratitis y conjuntivitis bacteriana, por lo que el uso de este tipo de gafas es imprescindible. Y si frente a la incidencia nociva de los rayos del sol debemos utilizar gafas de sol homologadas para preservar la salud de nuestros ojos, también conviene utilizar protectores auditivos como tapones de baño hechos a medida que se ajustan al conducto auditivo de cada usuario para que no entre agua en el oído y así evitar otitis y síntomas derivados como dolor, molestias o leve pérdida de audición.
Buena protección y feliz verano. ¡Nos vemos en septiembre!

Compartir con: