HomeLentes OftálmicasZEISS patrocina el curso de verano ’50 años de la llegada del hombre a la luna, la contribución española’ de la UCM

ZEISS patrocina el curso de verano ’50 años de la llegada del hombre a la luna, la contribución española’ de la UCM

La contribución española a la llegada del hombre a la Luna, la perspectiva astrofísica de la Luna, la Luna como observatorio astronómico y el papel de la Estación Espacial de Robledo de Chavela (Madrid Deep Space Communications Complex) en futuras misiones espaciales, van a ser analizadas en uno de los cursos de verano de la Universidad Complutense de Madrid, que se va a llevar a cabo precisamente en Robledo de Chavela, con el patrocinio de Carl ZEISS Vision España.

Los cursos de verano de la UCM, del que forma parte este ’50 años de la llegada del hombre a la luna, la contribución española’  fueron presentados este lunes en el Aula Magna del Real Centro Universitario Escorial-María Cristina. La localidad madrileña  tendrá el honor de ser la primera que acoja, fuera de San Lorenzo del Escorial, de estos cursos de verano de la UCM, con motivo de la efeméride.

Robledo de Chavela y  ZEISS están unidos por su contribución fundamental al reto de la llegada del hombre a la luna, razón que está detrás del patrocinio del curso. «Queremos acercar este hito histórico a los estudiantes universitarios, y también al público general, en primer lugar como referente de que la unión de voluntades y el esfuerzo lo logra todo, en sintonía con la UCM y el Ayuntamiento de Robledo de Chavela, y obviamente también para poner sobre el tapete la contribución de ZEISS al hito», valora Alberto Cubillas, director general de Carl ZEISS Vision España.

El 20 de julio de 2019 se cumplen 50 años de este hito. El módulo lunar “El Águila” de la misión Apolo XI tripulado por Neil Armstrong y Michael Collins se posó sobre la superficie del satélite, mientras Edwin Aldrin orbitaba alrededor de la Luna, en la nave nodriza “Columbia”. La estación de seguimiento de Robledo de Chavela tuvo una contribución importante en las comunicaciones. Y las lentes y las cámaras ZEISS, también, puesto que todas las fotos icónicas que conocemos, las famosas de las huellas o de los astronautas sobre la superficie lunar, se tomaron con lentes y con cámaras ZEISS.  Fotografiar en el espacio  supuso un reto apasionante que exigió de la invención de nuevas tecnologías para enfrentar lo desconocido. Era necesario que cámaras y lentes funcionaran perfectamente con las fluctuaciones extremas de temperatura. Asimismo, había que lograr que la óptica de la lente no se alterara con la gravedad cero, y también llevar a cabo cambios mecánicos para poder usarla en el espacio. La NASA necesitaba los mejores equipos para documentarlo todo. Y buscó a ZEISS. Las imágenes icónicas de la luna que conocemos, se tomaron con cámaras y objetivos de la marca alemana.

“Es fundamental que empresas como ZEISS contribuyan a acercar la cultura a estudiantes, que de otra manera no podrían llevar a cabo estos cursos, por lo que, en primer lugar, les estamos muy agradecidos”, valora Carlos Alvarez Nebreda, director del curso. En el mismo sentido se expresa Fernando Casado, alcalde de Robledo de Chavela: “Contar con patrocinadores del calibre de ZEISS, es un plus para la actividad”

Los argumentos de la parte más academicista del curso son la astrofísica de la luna y con su utilización como trampolín parar la comunicación con el espacio profundo como argumentos. La segunda parte, relacionada con la estación de Robledo de Chavela, se hablará de su pasado, contando con la presencia de Carlos González Pintado, ingeniero que estuvo en la estación dirigiendo las telecomunicaciones en aquellos días de julio;  Angel Martín, el  director actual de la estación, y Anthony Carro, representante de NASA en España que hablará sobre su futuro.

Asimismo, la exposición ‘Carrera espacial a la Luna’, que incluye muchas de las imágenes icónicas tomadas con cámaras y lentes ZEISS se puede ver en estos días en el Centro Universitario Maria Cristina de San Lorenzo de El Escorial y en el Planetario del Ayuntamiento de Madrid.

Compartir con: