HomeSalud VisualExperiencia solidaria en Grecia con Light Without Borders

Experiencia solidaria en Grecia con Light Without Borders

La ONG Light Without Borders realiza proyectos humanitarios en la isla griega de Lesbos, prestando servicios de oftalmología y optometría a los miles de refugiados que llegan a ella y se hacinan en el campo de Moria. En una de las últimas acciones ha participado la óptica-optometrista Marina Martín, quien ha vivido una experiencia positiva de voluntariado y ha regresado muy satisfecha con el trabajo realizado.

Un centenar de refugiados de todas las edades se han beneficiado de una de las últimas acciones solidarias realizadas por Light Without Borders en Lesbos –Grecia–. Los ópticos-optometristas voluntarios, entre los que se encontraba la española Marina Martín, además de revisarles la vista entregaron 50 gafas a quienes las necesitaron, con su graduación correspondiente, así como una veintena de gafas premontadas para los mayores. También se dispensaron lágrimas artificiales y gafas de sol a personas que referían sequedad ocular y fotofobia.

Light Without Borders es una organización sin ánimo de lucro, capitaneada por Luz Carmona, que ayuda a personas refugiadas que llegan a la Isla de Lesbos, en Grecia,  y que en muchos casos no tienen acceso a unas gafas, las han perdido por el camino o las han tenido que dejar en sus países, proporcionándoles revisiones optométricas y oftalmológicas de forma gratuita.

La acción en la que ha participado recientemente la óptica-optometrista española Marina Martín se llevó a cabo en una clínica del campo de Moria, dotada con el material necesario para realizar las revisiones (proyector, optotipos de lejos y cerca, caja de lentes de prueba, retinoscopio, oftalmoscopio, lámpara de hendidura portátil, etc.), que proviene de donaciones. Asimismo, los voluntarios realizaron también dos jornadas especiales para niños y adolescentes, una de ellas en colaboración con UNICEF y otra con los alumnos del colegio del campo de Moria.

Durante su estancia en Lesbos, Marina pudo ver casos muy duros, como el de un hombre con unas 10 dioptrías de miopía que llevaba 3 años sin usar gafas, el de un joven de unos 17 años que nunca había usado gafas y lo máximo que aceptaba era + 8,50 con una agudeza visual del 30%, o un hombre con lesiones oculares a causa de torturas. “Mi experiencia allí fue muy positiva y me fui muy contenta con el trabajo realizado, intentando ayudar a pequeña escala a aquellas personas que tienen que vivir esta situación y en condiciones lamentables. Animo a optometristas y oftalmólogos a colaborar como voluntarios en este pequeño, pero gran proyecto, y todo aquel que quiera ayudar de cualquier forma: donando gafas, material optométrico y oftalmológico, con pequeñas aportaciones económicas o uniéndose al Teaming”, comentó Marina Marín, óptica-optometrista voluntaria. La profesional agradeció también a las empresas españolas que colaboraron con Light Without Borders: “Quiero agradecer a Day & Night la donación de gafas premontadas y monturas nuevas que llevé conmigo, junto con algunas lentes en bruto y gafas. Además de a Centrostyle, y en especial a su comercial Josemi, que donó una gafa de prueba para los niños”.

Más información en: www.teaming.net/lightwithoutbordersorg o en su página de Facebook (Light Without Borders Org).

Compartir con: