HomeSalud VisualEl 65% de los padres españoles no conoce qué factores pueden generar o acelerar la miopía infantil

El 65% de los padres españoles no conoce qué factores pueden generar o acelerar la miopía infantil

Rascarse con frecuencia los ojos, dolores de cabeza, bajo rendimiento académico… ¿Cómo detectar la miopía infantil en nuestros hijos? Pese a que es una dolencia común, y el 80% de los padres españoles se ha planteado la posibilidad de que sus hijos puedan no tener una buena salud visual, uno de cada cuatro progenitores no sabría identificar los síntomas de la miopía en ellos. Essilor, compañía líder mundial en lentes oftálmicas, ha realizado una encuesta con 1.500 padres españoles con hijos menores de 16 años en la que un 75% de los encuestados afirma realizar a sus hijos una revisión periódica de su visión. Sin embargo, un 15% no lo ha considerado necesario aún, y un 10% solo ha acudido al experto en salud visual cuando ha detectado algún problema.

Las claves para una detección temprana de la miopía en los niños pasan por prestar atención a cómo se desarrollan en su día a día. Su desempeño en las clases, la tendencia a acercarse demasiado a libros y pantallas, dolores de cabeza o el entrecerrar los ojos de forma constante son algunos de los indicadores más certeros de que debemos acudir a que un profesional de la visión revise la salud visual de nuestros hijos.

En palabras de Zoraida Marqués, óptico-optometrista de Essilor, “el 80% del aprendizaje en los primeros 12 años de un niño llega a través de los ojos, por lo que una buena salud visual es clave para garantizar un correcto desarrollo y un buen rendimiento escolar. El regreso a clase es un buen momento para una revisión previa, dado que pasan cada vez más tiempo de ocio entre pantallas”.

Revisiones periódicas

Aunque el 75% de los padres encuestados afirma revisar la visión de sus hijos de manera periódica, bien haciéndola coincidir con las revisiones pediátricas (35%) o una vez al año acudiendo a un profesional de la salud visual (oftalmólogo u óptico-optometrista) en un 40%, existe un preocupante 15% que hasta ahora no ha considerado necesaria una revisión y un 10% que afirma acudir únicamente cuando detectan algún problema. Sorprendentemente, estos datos contrastan con el más del 97% de los padres que afirma que la salud visual de sus hijos es una de sus mayores preocupaciones, al nivel de aspectos tan importantes como una alimentación saludable, tener una buena higiene bucal, que aprendan y se desarrollen al nivel educativo de su edad y duerman las horas recomendadas.

“La prevención es clave, y nuestra obligación es, con el inicio de curso escolar, recordar a los padres la importancia de acudir con sus hijos a las revisiones periódicas -al menos una vez al año- para detectar cualquier problema visual precoz y ponerle solución de manera inmediata”, concluye Zoraida Marqués.

Etiquetas