HomeGafas de sol y monturasO´NEILL: Habita un eterno verano en tu interior

O´NEILL: Habita un eterno verano en tu interior

Somos seres de sangre caliente. Da igual la tarea que estemos desempeñando, tanto da que estemos corriendo, nadando o pensando, nuestra temperatura corporal se mantendrá estable a 37 grados. El calor habita en nosotros, somos verano. Existe un verano eterno en cada uno de nosotros.

El verano siempre busca aventuras y nuestro solsticio interior no es diferente. Porque en la aventura y en lo inesperado habita un océano de crecimiento. Son los hechos más inesperados los que amplían nuestra perspectiva vital, los que nos elevan en una nueva ola de experiencias.

Y siempre se necesitan aliados para emprender hacia lo inesperado. Compañeros que estén a la altura de las circunstancias. Las nuevas monturas O’Neill son ideales para explorar nuestro verano interior. Combinan materiales para dar a cada gafa más color y un estilo fino, ligero y resistente. Encontramos frontales de acero inoxidable que se mezclan  con varillas de madera de nogal americano y acetatos propios inspirados en el fondo marino y en los arrecifes de coral.

Es durante el verano cuando el cabello se aclara. Cuando la piel se vuelve más oscura y el agua se calienta. Las noches se hacen más cortas, en tu propio verano interior la vida se pone mejor. Hay tantos veranos como personas y para ellos, O’Neill propone ocho nuevos modelos que iluminan miradas con estallidos de color en naranja y amarillo acompañando a formas atemporales que brillan con la luminosidad retro deportiva que caracteriza a la marca.

Para rostros pequeños, O’Neill crea la línea Smaller Fit. Monturas con calibres del 46 al 50 para adaptarse a todo tipo de facciones. Comodidad que no renuncia a la estética apostando por acetatos coloridos e iridiscentes que evocan el recuerdo de las tardes de verano de arena, sol y brisa.

O’Neill es el compañero perfecto en el aprendizaje de lo inesperado. Todo es actitud. Todo es crecer. Es creciendo entre aventuras y caminando en la profundidad del invierno cuando se aprende que en tu interior habita un verano invencible.

www.optim.vision

 

Compartir con:
Etiquetas