HomeSalud VisualEstudio ‘in vivo’ Visión y Conducción: Unos 8 millones de conductores españoles circulan sin ver con nitidez

Estudio ‘in vivo’ Visión y Conducción: Unos 8 millones de conductores españoles circulan sin ver con nitidez

Se ha presentado en Madrid el estudio Visión y Conducción: La salud visual de los conductores españoles y su implicación en la seguridad Vial. Este estudio “in vivo” se ha realizado a una muestra de más de 3.200 personas de toda España y analizado por la Universitat de València, siendo el de mayor dimensión con pruebas de diagnóstico a conductores en carretera del que se tiene constancia.

Del macroestudio “in vivo” realizado por Essilor, la Fundación Española para la Seguridad Vial (Fesvial) y el Instituto de Tráfico y Seguridad Vial (INTRAS) de la Universitat de València, con la colaboración de Cepsa, a más de 3.200 conductores de toda España, se desprende que ocho millones de conductores españoles circulan sin ver con nitidez, lo que representa un 29,5% del total. El 14% presentan dificultades de visión en condiciones de iluminación óptica y el porcentaje aumenta hasta el 38% con baja iluminación y ante un deslumbramiento, el 44% de los conductores tarda más de 20 segundo en recuperar totalmente la visión central y el 23,5% presentan deficiencias en campimetría (vista lateral.

Esta iniciativa, enmarcada en el acuerdo global entre Essilor y la Federación Internacional del Automóvil (FIA) para concienciar a los conductores bajo el lema “la seguridad vial empieza por una buena visión”, puesta en marcha el pasado año,  consiste, por un lado,  en un estudio de opinión sobre hábitos, creencias y actitudes sobre la visión y conducción y, por otro, en la investigación para profundizar y conocer realmente el estado de la salud visual de los conductores españoles a través de unas pruebas visuales específicas para la conducción, complementarias al examen visual habitual que realizan los profesionales de la visión.

En el acto de presentación del estudio participaron: David Navarro, VP Vision&Road Safety Group Plan de Essilor International; Pedro Cascales, Country VP de Essilor España; Luis Montoro, presidente de Fesvial y Catedrático de Seguridad Vial de la Universitat de València, y Belén Mateo, directora de Franquicia e Estaciones de Servicio Cepsa. Además de representantes de medios de comunicación nacionales, entre ellos la revista Lookvision, también estuvieron presentes Eduardo Morán por parte del Consejo General de Colegios de Ópticos-Optometristas (CGCOO), así como responsables de la Dirección General de Tráfico (DGT), de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil y de la Confederación Nacional de Autoescuelas.

En su intervención, Pedro Cascales dijo: “Desde Essilor hemos querido dar a conocer los resultados tan preocupantes de este estudio haciéndolo coincidir con los millones de desplazamientos que se inician estos días para que todos los conductores sean conscientes de la importancia de una buena visión al volante para la seguridad de todos. Quiero hacer un llamamiento a los conductores por responsabilidad hacia ellos mismos y a los que les rodean para que, por favor, revisen su visión”.

Por su parte el profesor Luis Montoro, presidente de Fesvial y Catedrático de Seguridad Vial de la Universitat de València, además de explicar los objetivos del estudio, pruebas, metodología y resultados del mismo, afirmó que “los accidentes de tráfico nocturnos son los que registran una letalidad más elevada y el 27,5% de los siniestros en carretera se producen en condiciones de iluminación insuficiente. Sin duda, la conducción nocturna con mala visión –y el 38% de los conductores tiene dificultados de visión en situaciones de baja iluminación–, es un claro riesgo ya que reduce la agudeza visual en un 70% y la captación de la profundidad puede llegar a ser siete veces menor”. Sobre el tema del deslumbramiento, el profesor Montoro comentó: “Las primeras horas de la mañana o de la tarde, la conducción nocturna en vías de doble sentido, las entradas o salidas de túneles o situaciones en las que el cambio de iluminación es brusco, pueden dejar nuestra visión durante un tiempo bloqueada, con los consiguientes riesgos para nuestra seguridad y la de los demás”. Respecto a la campimetría, extensión del campo visual del ojo, desde los 45º a los 100º, el 23,5% de los conductores presentan deficiencias. Respecto a este problema, Luis  Montoro dijo: “La disminución de la amplitud del campo visual a altas velocidades, unida a la que ya se produce de manera natural por el efecto túnel sería a 65 km/h el campo visual es de 70ª; a 100km/h es de 42º; a 130 km/h se reduce a 30º, por lo que el riesgo de siniestralidad se multiplica si el conductor ya cuenta con dificultades de por sí”.

Además de la presentación del estudio Visión y Conducción, antes y después de la rueda de prensa los asistentes tuvimos ocasión de someternos a un chequeo de la vista específico para conductores. Esta revisión para las personas que se ponen a manos de un volante es totalmente complementaria al examen visual habitual y estará disponible en todas las ópticas adheridas a la campaña “Visión y Conducción” que Essilor puso en marcha el año pasado a raíz del acuerdo alcanzado con la FIA. Siete minutos es el tiempo que necesitará un óptico-optometrista para saber con esta prueba si el estado visual de una persona es óptimo (saludable) para conducir. Velar por la salud visual en la conducción mejorará la movilidad y aumentará la seguridad vial en las vías públicas. Las seis pruebas que componen la revisión son:

  • Anamnesis: se realizan al conductor preguntas sencillas con las que el óptico-optometrista puede anticipar resultados.
  • Confrontación de campos: para obtener información del campo visual del sujeto.
  • Agudeza visual en visión lejana: con ella se determina la capacidad de discernir detalles de manera nítida.
  • Agudeza visual en visión lejana con bajo contraste: situación que se aproxima más a la visión real, con condiciones de luminosidad baja, como cuando anochece.
  • Estereoagudeza: para comprobar la capacidad de la persona de ver en tres dimensiones, es decir, cuál es su capacidad de localización de los objetos en el espacio.
  • Tiempo de recuperación tras el deslumbramiento: se cronometra el tiempo que tarda el sujeto en volver a ver tras sufrir un deslumbramiento.

“El 90% de las decisiones que se toman durante la conducción vienen dadas por la visión. Por lo tanto, consideramos imprescindible concienciar a la población sobre lo importante que es la visión cuando se está en la carretera. Una mala salud visual es un problema en la vida diaria y en el caso del tráfico puede ser una tragedia”, explica Pedro Cascales, Country VP Essilor España.

Compartir con:
Etiquetas