HomeAudiologíaDía Internacional del trabajo: El 63,7% de los españoles cree que si tuviera pérdida auditiva podría afectar a su puesto de trabajo

Día Internacional del trabajo: El 63,7% de los españoles cree que si tuviera pérdida auditiva podría afectar a su puesto de trabajo

La pérdida auditiva afecta a distintas parcelas de la vida, especialmente a la profesional. De hecho, el 63% de los españoles cree que podría afectar a su puesto de trabajo, según el estudio ‘Inteligencia auditiva: la importancia de la audición’, realizado por Oticon, líder tecnológico en el desarrollo de audífonos. Además, un porcentaje similar, el 61,4%, considera que puede ser un impedimento a la hora de optar a una nueva oportunidad laboral. Por ello, con motivo del Día Internacional del Trabajo, su equipo de audiólogos ofrece unos consejos a seguir para que la pérdida auditiva no afecte al ámbito profesional.

Se considera pérdida auditiva cuando una persona ve reducida su capacidad auditiva por debajo de lo normal, que es aquella que está dentro de los umbrales de 20 dB o mejor en ambos oídos. Cuando aparece la pérdida auditiva y va avanzando de manera progresiva, se pueden ver afectadas las relaciones sociales, familiares y laborales. Así, el 73,4% de la población considera que la pérdida auditiva podría afectar a sus relaciones laborales y entre los principales motivos sitúan las dificultades para comunicarse con sus compañeros (50%). “Al final son entornos donde estas personas, si no son tratadas, pueden llegar a perderse mucha información que puede ser importante para su trabajo; pero también puede llegar a aislarlas y hacerles perder la confianza, de manera que afecte a su rendimiento. Por eso siempre insistimos en la importancia de acudir a un profesional especializado en audiología que seleccione la mejor solución utilizando los dispositivos adecuados, dependiendo de la pérdida auditiva y las necesidades profesionales de cada persona”, explica José Luis Blanco, jefe de audiología de Oticon.

Según el estudio realizado por Oticon, son las mujeres las que más creen que la pérdida auditiva podría afectar a su trabajo (66,5%) y, por edad, las personas que tienen entre 18 y 34 años (66,15%). “Todavía está muy extendida la idea de que la pérdida auditiva supone una barrera para el desarrollo de una carrera profesional, pero lo cierto es que, si es identificada y tratada de forma correcta, a día de hoy existen soluciones que pueden ayudar a oír y entender mejor, así como evitar un mayor esfuerzo y carga cognitiva al cerebro”, comenta Blanco. Algunos problemas que pueden desarrollarse como consecuencia de ella son: malentendidos o desinformación, necesidad de repetir, dificultades en las tareas comunicativas o para trabajar en ambientes con un cierto nivel de ruido, participar en reuniones con varias personas, o entender el habla en locales con varias conversaciones simultáneas, así como mayor cansancio al final del día.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que en determinados entornos profesionales será necesario proteger a los empleados del ruido, ya que la exposición prolongada a ruidos intensos como los que se suceden en determinadas fábricas, industrias o transportes, puede dañar la audición.

Cómo convivir con la pérdida auditiva en el trabajo

Con motivo del Día Mundial del Trabajo, el equipo de audiólogos de Oticon ofrece una serie de consejos para convivir con la pérdida auditiva en el entorno laboral:

  • Acudir a un profesional especializado en audición: por ejemplo, el audiólogo protésico, que puede orientar con hábitos a seguir en el entorno de trabajo, materiales de comunicación, información sobre elementos de protección auditiva, así como otras fuentes de apoyo que contribuyan a desenvolverse mejor.
  • Confiar en el entorno: se recomienda compartirlo con las personas más relevantes del entorno y a aquellas que resulte conveniente, tanto por motivos profesionales como de seguridad por cuestión de alarmas, advertencias en megafonías, etc. Hay que pensar que en determinadas circunstancias será útil que lo sepan para que puedan ayudar cuando se necesite.
  • Adaptarse a los procesos y lugares de trabajo: aunque las personas con pérdida auditiva no tienen problemas para utilizar las herramientas básicas de comunicación de las empresas, como el correo electrónico o las plataformas de comunicación. Además, puede conectar sus audífonos u otros dispositivos a los teléfonos fijos o móviles para hacer llamadas. Además, será conveniente que, en la medida de lo posible, se utilicen espacios sin ruido, sobre todo en reuniones.
  • Preparar las reuniones: algunas claves para facilitar el correcto funcionamiento de la reunión pueden ser el propiciar que todas las personas presentes puedan verse la cara y, si es online, que utilicen la cámara para que sean videollamadas. Todo ello con el objetivo de que la persona con pérdida auditiva tenga mayor facilidad para poder leer los labios de sus interlocutores. En este sentido, los nuevos audífonos Oticon Intent permiten superar el reto de muchas personas con pérdida auditiva, que es escuchar conversaciones en entornos ruidosos, adaptando su funcionamiento a lo que la persona quiere escuchar.
  • Adaptar las conversaciones: para facilitar la comunicación con los compañeros se aconseja contárselo, con el fin de que pueda hablar despacio y de forma clara, que esté preparado para tener que repetir, facilitar la lectura de labios (esto es muy importante, sobre todo cuando el trabajador tiene una pérdida auditiva severa). También que no dé la espalda o hable a distancia, ni en susurros, etc.

Ante cualquier duda o circunstancia especial que pueda surgir en el entorno laboral del trabajador con pérdida auditiva es importante pedir ayuda de un especialista en audición que pueda ofrecer consejos, ajustar los audífonos a las necesidades del entorno laboral o, incluso, incorporar aplicaciones que faciliten su día a día.