HomeAudiología¿Cómo detectar la pérdida auditiva en las personas mayores?

¿Cómo detectar la pérdida auditiva en las personas mayores?

Los especialistas de miResi han elaborado una lista con los 10 síntomas de pérdida auditiva en el anciano más comunes y así poder frenar a tiempo la pérdida auditiva, algo que es esencial para tener acceso al mundo digital, con motivo del Día Internacional de las Personas de Edad 2021, y su lema, “Equidad digital para todas las edades”.

A medida que las personas se van haciendo mayores van perdiendo capacidades auditivas. Por eso, es muy normal encontrar situaciones de mayores que elevan mucho su tono de voz, o tienden a discutir con sus familiares. Esto es debido a que, el hecho de no escuchar bien, provoca malentendidos y situaciones confusas.

Es importante que la sociedad sepa cuáles son los problemas que implica la pérdida auditiva en el anciano y qué puede hacer para mejorar la vida de los mayores.

La pérdida auditiva en el anciano, o la presbiacusia, son dos formas de denominar la pérdida de audición relacionada con la edad en adultos mayores. Es un problema que surge como causa del envejecimiento. Pero no todos los ancianos lo experimentan. Es uno de los problemas más comunes en la tercera edad, y, según el Instituto Nacional de la Sordera y Otros Trastornos de la Comunicación (NIDCD, por sus siglas en inglés) aproximadamente la mitad de las personas mayores de 75 años presenta dificultades para oír. Además, una de cada tres personas de entre 65 y 74 años tiene algún grado de pérdida de audición.

Esta pérdida de la audición ocurre de manera lenta, por lo que muchas personas no perciben el problema desde el principio. De manera progresiva, se van perdiendo facultades en el canal auditivo, del mismo modo que se desgastan otros órganos debido al envejecimiento.

No obstante, existen otros factores que pueden propiciar la aparición de la pérdida auditiva en el anciano. En ocasiones, si se ha estado expuesto a volúmenes altos de ruido, o de manera prolongada también se pueden ir perdiendo las capacidades auditivas. También es posible que aparezca debido a causas de carácter médico, como la presión arterial alta u otras patologías, así como por el uso de medicamentos tóxicos que pueden dañar las células sensoriales de los oídos.

En cualquier caso, es muy importante estar atento a los síntomas de pérdida auditiva en el anciano para poder actuar con rapidez y mejorar la vida de los mayores y los que están a su alrededor.

Además, hay estudios que demuestran que las personas mayores con dificultades de audición son más propensas a padecer problemas a la hora de recordar o de desarrollar el pensamiento lógico que aquellas que tiene un oído normal. En un estudio desarrollado en Estados Unidos, por la Universidad Johns Hopkins, se comprobó que los pacientes con pérdida auditiva ven reducidas sus habilidades cognitivas entre un 30% y un 40% más de prisa que los que poseen una función auditiva normal. Por lo que un anciano sordo, si no corrige su deficiencia, perderá memoria, reflejos y capacidad intelectual, mucho más deprisa que un anciano que oiga bien. La pérdida auditiva viene a ser como un cortocircuito. Los estímulos auditivos constituyen una parte esencial en la activación de las neuronas de compensación, cuyas funciones se incrementan en la vejez precisamente para paliar la disminución del número total de neuronas.

Cada persona lleva en su código genético un programa de envejecimiento y, a partir de cierta edad comienza a perder células. El organismo compensa la pérdida de neuronas por un mecanismo denominado plasticidad cerebral, por el que las neuronas que sobreviven funcionan a mayor rendimiento siempre y cuando estén correctamente estimuladas. De ahí la importancia de tratar la pérdida auditiva en los ancianos. El 80% de las pérdidas auditivas pueden resolverse con un audífono y otro 15% mediante intervención quirúrgica. Sólo un pequeño porcentaje es intratable.

Para ello, miResi ha elaborado una lista con los 10 síntomas de pérdida auditiva en el anciano más comunes y así poder frenar a tiempo la pérdida auditiva.

10 Síntomas de pérdida auditiva en el anciano

Existen muchos síntomas y signos de pérdida auditiva en el anciano. Cada caso y cada mayor es diferente. Sin embargo, hay algunos síntomas que hacen más evidente la pérdida de la audición.

Saber reconocerlos a tiempo ayudará y beneficiará la calidad de vida del mayor, además de evitar problemas más graves a largo plazo.

Los expertos de miResi nos cuentan que los 10 síntomas más comunes de pérdida en el anciano son:

  1. Dificultad para comprender palabras. Uno de los principales síntomas de las personas mayores que empiezan a padecer problemas auditivos es que no comprenden bien algunas palabras, sobre todo si el tono de voz del interlocutor es suave. Por ello, tienden a perderse en las conversaciones.
  2. Aumento del volumen de voz. Al no escuchar bien a los demás, tampoco se escuchan a ellos mismos. Por ello, suelen tender a elevar su volumen de voz.
  3. Evitar situaciones sociales. Muchos mayores que empiezan a padecer pérdidas auditivas tienden a evitar situaciones sociales porque sienten problemas para participar. Además, también evitan conversaciones donde participen varias personas, ya que les cuesta seguir el ritmo de la conversación.
  4. Problemas para escuchar sonidos agudos. Otro síntoma muy común de la pérdida auditiva es la dificultad para identificar sonidos agudos o suaves. Por ello, los ancianos suelen escuchar mejor las voces de los hombres que las de las mujeres y niños.
  5. Sentir ruidos en los oídos. La aparición de ruidos o acúfenos (zumbidos) en los oídos también es un síntoma habitual. Pueden presentarse de manera temporal o permanente, e inhabilitan muchas habilidades de los mayores para hablar o relacionarse.
  6. Problemas de articulación. Al no escucharse bien a sí mismos, los mayores suelen presentar problemas de articulación de palabras. Esto produce aún más dificultades a la hora de poder mantener una conversación con otras personas.
  7. Cambios en el humor o en el comportamiento. Al sentirse aislados, es normal que los mayores pueden sentir cambios en el humor así como experimentar tristeza o depresión. Asimismo, pueden presentar cierta irritabilidad o agresividad en el comportamiento.
  8. Posibles accidentes domésticos o en la calle. Al no escuchar bien, es posible que se den accidentes pequeños de tipo casero. Por ejemplo, si están cocinando y han puesto un cronómetro con el tiempo, es posible que no lo escuchen y se les queme la comida.
  9. Aumentan el volumen de la televisión, radio o móvil. Otro síntoma significativo de la pérdida de audición es aumentar el volumen de la televisión, radio o cualquier otro dispositivo que tenga sonido. Como no escuchan bien tienden a aumentar el volumen de los aparatos.
  10. Facilidad para las discusiones. Los problemas de pérdida auditiva acarrean problemas de entendimiento. Del mismo modo que no son capaces de seguir una conversación de manera adecuada, puede haber malentendidos que acaban desencadenando en discusiones.

Si se identifican algunos de estos síntomas en las personas mayores, es muy importante acudir al médico, o al audioprotesista de manera rápida. Solo así se podrá prevenir y tratar de una manera adecuada esta patología que tanto afecta a los mayores.